Niño de 7 años muere por influenza en San Bernardino

Autoridades de salud advierten a la población a que se vacune
Niño de 7 años muere por influenza en San Bernardino
Cisco Gálvez, de 7 años de edad, murió el pasado 4 de enero en el centro de salud Dignity, en San Bernardino por complicaciones asociadas con la influenza. (GoFundMe)

El mismo día en que las autoridades de salud de California minimizaron la situación de la influenza, un niño de San Bernardino murió debido a complicaciones asociadas con la enfermedad respiratoria que ha cobrado la vida de 27 personas menores de 65 años de edad desde octubre pasado en el estado.

Cisco Gálvez, de 7 años de edad, murió el pasado 4 de enero en el centro de salud Dignity, en San Bernardino, debido a la miocarditis, una enfermedad que se presenta a través de la inflamación del tejido que rodea el corazón.

Según la familia de Gálvez, todo comenzó en vísperas de Año Nuevo cuando el menor presentó problemas para respirar. Tras una visita a la sala de emergencia del hospital Dignity, el pequeño fue enviado a casa pensando que solo se trataba del asma que padecía. Sin embargo, su condición empeoró el miércoles 3 de enero cuando presentó fiebre, fatiga extrema y un dolor extremo del estómago.

Ahora, la familia y la comunidad en general lloran la muerte del pequeño y se cuestionan si se pudo evitar.

“¿Como le ocurre esto a un niño tan saludable?”, cuestionó Juanita Vidaña, mamá de Cisco, a través de su cuenta de Facebook. “Quisiera abrazarte una vez más. Quisiera besar tu lindo rostro y escuchar que me dices ‘Mami, te amo’, como siempre lo hiciste. Fuiste un niño muy bueno. No sé cómo procesar esta noticia. No sé cómo pudo ocurrir y no sé cómo comenzar a recoger las piezas de mi corazón estrozado”.

La familia abrió una cuenta de GoFundMe para recaudar fondos para el sepelio del menor.

Mientras la familia recibía la desagradable noticia, las autoridades de salud dijeron que la crisis por la influenza (comúnmente llamada “flu”) aún no es una epidemia, y que las personas deberían esperar hasta que se tratara de vida o muerte antes de visitar las salas de emergencia, ya que en la mayoría de los casos los pacientes solo necesitan reposo.

Las autoridades recomendaron también a la población vacunarse contra la influenza cuanto antes—la cual está disponible para toda persona mayor de 6 meses de edad.

Sin embargo, cifras del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), indican que hasta la última semana de 2017 se habían reportado en la nación 13 muertes pediátricas asociadas con la influenza—números que tienen en alerta a la población.

 

Cisco Gálvez, de 7 años de edad, murió el pasado 4 de enero en el centro de salud Dignity, en San Bernardino por complicaciones asociadas con la influenza. (GoFundMe)
Cisco Gálvez, de 7 años de edad, murió el pasado 4 de enero en el centro de salud Dignity, en San Bernardino por complicaciones asociadas con la influenza. (GoFundMe)

El Departamento de Salud Pública de California reporta que hasta el 30 de diciembre del año pasado, 27 personas menores de 65 años de edad habían muerto por complicaciones de la influenza, siendo la semana de 24 al 30 de diciembre la más letal con 10 muertes registradas.

Según las autoridades de salud de California, el año pasado durante el mismo periodo de tiempo, solo tres personas fallecieron debido a complicaciones de la influenza. Para el final de la temporada, 68 personas habían fallecido en California.

Se espera que en la actual temporada, que va desde octubre a abril, el número de fatalidades aumente debido en parte a que la mayoría de la gente está sufriendo de la influenza tipo H3N2, la cual suele ser más resistente a la vacuna.

El doctor Adrián Cotton, del Centro Médico de la Universidad de Loma Linda, en la misma ciudad, dijo a La Opinión que cada año el CDC intenta “adivinar” qué tipo de virus de la influenza va a enfrentar, y a pesar de que la vacuna no está diseñada para combatir el virus actual, siempre es recomendable adquirirla.

“Las diferentes cepas de la gripe van y viene a través de los años, por lo que cuantas más vacunas tengan las personas, y cuanto más viejas sean, más expuestos estarán a los diferentes tipos de virus de la influencia, estarán así más protegidos”, comentó Cotton. “También creemos que las personas probablemente desarrollarán una gripe menos ‘grave’; si se han vacunado, incluso si es la vacuna ‘equivocada’”.

Según los CDC, de los 742 virus de la influenza A que se clasificaron en subtipos, 682 (91.9%) correspondían a los virus H3N2 y 60 (8.1%) a los virus (H1N1) pdm09.

Esto ha generado que las salas de emergencia estén saturadas y que el número de hospitalizaciones estén por las nubes. En el hospital de Loma Linda, por ejemplo, las autoridades dijeron que están recibiendo en promedio 60 pacientes adicionales al día, y que incluso han instalado una carpa que funge como sala de emergencia.

Según los CDC, desde el 1 de octubre de 2017 a la fecha se han reportado 3,927 hospitalizaciones asociadas a la influenza, lo que se traduce a 13.7 hospitalizaciones por cada 100,000 habitantes en el país.

El proceso de vacunación contra la gripe es rápido y sin complicaciones.

 

Según las autoridades, el índice de hospitalización más elevado se registró entre personas mayores a los 65 años de edad, seguido por adultos de entre 50 y 64 años de edad y niños menores de 5 años de edad. El primer y tercer grupo de la población suelen ser los más afectados durante la temporada de la influenza.

Como recomendación principal para evitar desarrollar la influenza, el doctor Cotton insto a la población a lavarse las manos con frecuencia y a vacunarse contra la gripe.

“Salvo que sean alérgicos a la vacuna o hayan tenido problemas con el llamado guillain-barré, no hay realmente una razón válida para no vacunarse”, concluyó Cotton.

La influenza

La influenza, muchas veces confundida por un resfriado común, puede complicar la salud del paciente a través de otras enfermedades como la miocarditis, la encefalitis, la miositis rabdomiolisis y la insuficiencia multiorgánica.

La miocarditis, que causó la muerte del pequeño Cisco, es una enfermedad poco común que inflama el miocardio, la pared muscular del corazón. Dicha inflación puede ser causada por varios factores, incluyendo la presencia de una infección viral, bacteriana o fúngica; la fiebre reumática; la intoxicación medicamentosa o química; o por la presencia de enfermedades del tejido conectivo, como el lupus o la artritis reumatoide.

La influenza podría confundirse con un resfriado común; sin embargo, los síntomas son más intensos, entre los que destacan la fiebre, tos, dolor de garganta, mucosidad nasal o nariz tapada, dolores musculares, dolores de cabeza, fatiga, e incluso vómitos y diarrea.

Las autoridades médicas recomiendan contactar al doctor primario antes de acudir a las salas de emergencia para evitar la posible propagación. También recomiendan ponerse la vacuna.