Demandan a empresas de los puertos de Los Ángeles y Long Beach clasificar mal a empleados

Clasifican a camioneros como contratistas, cuando en realidad son empleados, alega el procurador de Los Ángeles
Demandan a empresas de los puertos de Los Ángeles y Long Beach clasificar mal a empleados
CMI Transportation LCC en Wilmington es una de las compañías demandadas. (Jacqueline García)

La ciudad de Los Ángeles demandó a tres compañías de camiones de carga del Puerto de Los Ángeles por supuestamente clasificar intencionalmente de forma errónea a cientos de “troqueros” y cometer otras violaciones.

CMI Transportation LCC (CMI), K&R Transportation California LLC (K&R) y Cal Cartage Transportation Express LLC (Cal Cartage) operan en y alrededor de los puertos de Los Ángeles y Long Beach y dependen de flotas de camioneros que lleven cargas a estaciones ferroviarias y bodegas.

Tras una investigación de meses se descubrió que cientos de empleados han sido afectados por dichas acciones.

“Estoy presentando demandas contra tres compañías de camiones del Puerto de Los Ángeles que han participado en un plan para clasificar a los trabajadores como contratistas independientes y no como sus empleados”, dijo el procurador municipal Mike Feuer en conferencia de prensa el lunes. “Al clasificarlos como contratistas independientes las compañías evaden sus responsabilidades de pagar beneficios a los empleados, impuestos y otros costos”.

Las compañías supuestamente ejercen un mayor control sobre sus conductores mediante un plan de arrendamiento de camiones, lo que lleva a que los motoristas paguen los costos asociados con el mantenimiento del vehículo.

El fiscal de Los Ángeles Mike Feuer (centro) anunció la demanda contra tres compañías que operan en el puerto de Los Ángeles. (Jacqueline García)

Con esta clasificación las compañías evaden obligaciones para pagar seguro de desempleo, compensación al trabajador y el salario mínimo. También les restringen sus oportunidades de empleo puesto que no se pueden llevar sus camiones si son despedidos o si quieren buscar otro trabajo. Es cuando los camioneros se ven forzados a trabajar para estas compañías o corren el riesgo de perder una significativa inversión que hicieron por su camion, indicó el procurador municipal.

“Alegamos que estas compañías del puerto toman ventaja de cientos de trabajadores que se esfuerzan, requiriéndoles hacer pagos exuberantes solamente para que hagan sus trabajos, mientras los dejan sin beneficios básicos ni protecciones”, dijo Feuer.

“Eludir la ley para aumentar su ganancia y aprovecharse de las personas por su trabajo no solamente es despreciable pero es contra la ley”, aseguró.

A finales de noviembre el Comité de Comercio, Viajes y Turismo del Ayuntamiento de Los Ángeles llevó a cabo una reunión en el Puerto de Los Ángeles para escuchar de los camioneros y trabajadores de bodegas.

En la reunión los trabajadores hablaron de los abusos de las compañías que incluyen robo de salarios y condiciones infrahumanas en el empleo, dijo el concejal Joe Buscaino en un comunicado.

“Como jefe del Comité me comprometí a hacer todo lo que pudiera para ponerle fin a esta división de ganancias que toma lugar en propiedad pública”, agregó.

Feuer dijo que buscan restituciones monetarias o propiedad que las compañías han retenido o adquirido como resultado de las prácticas ilícitas, así como penalidades civiles de hasta $2,500 dólares por cada violación.

Cientos de conductores de camiones fueron clasificados como contratistas independientes en lugar de empleados. (Jacqueline García)

“Miles de conductores en muchas de las empresas portuarias de Los Ángeles han presentado demandas privadas y reclamos de salarios y horas alegando una clasificación incorrecta ilegal; y los conductores se declararon en huelga 15 veces para exigir un cambio. Y cada agencia gubernamental que ha llevado a cabo una investigación ha determinado que las empresas de transporte del puerto están violando la ley. Sin embargo, a pesar de la evidencia legal, los funcionarios del LA Port han sancionado efectivamente su comportamiento al permitirles continuar realizando negocios en propiedad pública. Esto debe terminar”, dijo en un comunicado Fred Potter, vicepresidente de la Hermandad Internacional de Camioneros y Director de Teamsters Port Division..

“Después de años de decirle a los líderes del Puerto de Los Ángeles que estas compañías violan flagrantemente la ley de propiedad pública, sin ninguna acción, nos complace ver que el procurador de Los Ángeles presentó demandas contra estas compañías para exigir el fin de la clasificación errónea y el robo de salarios que lastiman a nuestras familias “, añadió Gustavo Villa, conductor de camión, quien fue mal clasificado por California Cartage Express.

Bob Sanders, portavoz de NFI/Cal Cartage—recientemente adquirida por National Freight Industries (NFI) con sede en Nueva Jersey a la cual pertenecen las tres compañías demandadas— dijo que están al tanto de la demanda pero no están haciendo ningún comentario por el momento.

“Estamos dirigiendo esto con nuestro asesor”, dijo Sanders.