El “tepesiano” salvadoreño, Noé Duarte, es dueño de negocio y trabaja día y noche para mantener a su familia. Foto: suministrada