10 beneficios de caminar

10 beneficios de caminar
Caminar no solo te mantiene en forma, sino que previene muchas enfermedades.
Foto: C00 License

¿Qué pensarías si te dijeran que aquellas temporadas en las que no puedes salir de un resfriado podrían cambiar con tan solo caminar unos minutos al día? Aunque también, según Nutrición Sin Más, algunos alimentos podrían ayudarte a prevenir algunas enfermedades.

1,000 hombres y mujeres participaron en un estudio donde se evidenció que aquellos que caminaban 20 minutos al día, durante 5 días a la semana, padecían un 43% menos de resfriados y gripe, y aquellos que contraían otras enfermedades, lo hacían por un tiempo más corto.

Aquí otros beneficios que deja el caminar tan solo unos cuantos minutos al día:

Previene la osteoporosis

Nuestros huesos están en continuo estado de remodelación, y para que esta remodelación sea adecuada el cuerpo necesita estímulos, como la caminata, para orientar adecuadamente las trabéculas.

Previene el dolor articular

Esos dolores articulares que tanto te molestan pueden mejorar con algo tan sencillo y cotidiano como salir a caminar. Caminar refuerza las rodillas y las caderas, que son las articulaciones más afectadas por la artrosis, lo cual es ideal para aquellas personas de cierta edad o con mucho peso. Por esta razón, queremos enseñarte algunas maneras simples de estar saludable con un esfuerzo mínimo.

Además de esto se refuerzan los cuádriceps, lo que reduce el dolor y retrasa la evolución de esta enfermedad, de igual manera mejoran los tejidos que integran las articulaciones gracias al ejercicio regular.

Evita el aumento de peso

Si uno de tus propósitos para este año es cuidar más tu cuerpo y perder aquellos kilos que aumentaste en las fiestas, caminar es la opción más fácil para lograr este objetivo. Con tan solo 30 – 45 minutos mínimo al día podrás notar que, no solo vas logrando tu objetivo, sino que tu resistencia va aumentando progresivamente

Aporta bienestar energético y emocional

Hacer ejercicio nos conecta con nuestro cuerpo, centrándonos en el aquí y el ahora. Puede servir como meditación, reduciendo el estrés y la ansiedad gracias a las endorfinas que segrega el cuerpo al hacer ejercicio.

Podemos mejorar la vida social

Aunque es bastante placentero salir con tus audífonos a hacer ejercicio, la compañía nos puede ayudar a vencer la pereza haciendo de la caminata una actividad divertida y amena, ya que lo hacemos mientras nos ponemos al día con algún amigo.

Caminar se puede convertir en una actividad social y puede ayudar a personas con depresión, debido a la producción endorfinas que nos ayudan a sentirnos mejor. También puede proporcionar vitamina D, al ser una actividad que se realiza al aire libre, y evitar enfermedades como la diabetes del tipo 2.

Requiere de una activación de energía mínima

No necesitas preparación mental de una hora, ni cambiarte de ropa, para lograr ir a hacer ejercicio, solo tienes que levantarte y ponerte a caminar. Aunque si quieres que tu caminata sea más enérgica, es necesario colocarte la ropa y zapatos adecuados

Te ahorra gastos de gimnasio

¡Caminar es gratis! No importa dónde te encuentres, siempre tendrás un lugar al que salir y caminar.  Además, es tranquilizante, 150 metros de caminata moderadamente intensa ayuda a manejar el estrés y prevenir enfermedades del corazón.

Si no sabes cómo empezar luego de haber visto los beneficios, te dejamos estas recomendaciones:

Empieza poco a poco

Recuerda que tu cuerpo no está acostumbrado y exigirle mucho puede lograr que se convierta en una actividad pesada. Puedes iniciar con quince minutos el primer día, luego veinte, así progresivamente hasta que logres alcanzar la hora o el tiempo que te hayas propuesto.

Usa calzado cómodo

No es necesario que sean zapatillas deportivas, pero debes asegurarte de que no te haga daño en los pies.

Postura

Procura mantener la espalda y la cabeza rectas mientras andas y los brazos relajados paralelos al cuerpo para no sufrir dolores posteriores en ninguna de estas zonas de nuestro cuerpo.

Caminar es saludable, sal con tu mascota, sube a tu apartamento en lugar de usar el ascensor, camina al lugar a donde vas. Poco a poco disfrutarás esta actividad que te ayuda a bajar el ritmo y a disfrutar tu vida.