Ricardo Lara aspira a ser el primer latino comisionado de seguros de California

California necesita un defensor fuerte que le haga frente al presidente Donald Trump en temas el cuidado de salud
Ricardo Lara aspira a ser el primer latino comisionado de seguros de California
El senador Ricardo Lara aspira a ser el primer latino en ser comisionado de seguros de California. (Araceli Martínez/La Opinión).

Aún cuando por ley puede permanecer en el Senado hasta el 2020, el senador demócrata de Bell Gardens, Ricardo Lara decidió este año lanzarse en campaña por el Departamento de Seguros de California (DOI) para desde esa trinchera, hacer frente a cualquier acción en contra de los californianos que pudiera emprender el presidente Trump.

De ganar la elección en noviembre de 2018, estaría haciendo historia puesto que se convertiría en el primer latino en ser comisionado de seguros de California, y el primer funcionario electo a una oficina estatal, que es abiertamente gay.

“Ya llevo casi 20 años trabajando en la legislatura y se abrió esta oportunidad. O me iba a hacer algo privado o me lanzaba a buscar un puesto a nivel estatal. Lo pensé mucho y decidí a buscar la Comisión de Seguros de California para demostrar lo que un candidato progresista latino puede lograr”, confió Lara durante una visita a La Opinión.

Lara de 42 años de edad, es senador de California desde 2012. Antes de ir al Senado, sirvió dos años como asambleísta. Fue presidente de la bancada latina en el Capitolio Estatal y es vicepresidente de la bancada legislativa lesbica, gay, bisexual y transgénero. Ha producido leyes tan importantes para los latinos como la que autorizó que los indocumentados puedan obtener licencias estatales  para practicar sus carreras profesionales en California, y la que dio cobertura de MediCal a los niños indocumentados.

El senador Ricardo Lara, impulsor de un seguro para todo en California, teme que las acciones del presidente Trump haga que muchos californianos pierdan sus planes de salud.
El senador Ricardo Lara, impulsor de un seguro de un único pagador en California, teme que las acciones del presidente Trump provoquen que muchos californianos pierdan sus planes de salud.

En 2018, volverá a insistir en una propuesta de ley para que los inmigrantes indocumentados adultos que viven y trabajan en California puedan tener acceso a algún tipo de cobertura de salud.

Reconoce que uno de sus principales retos es recaudar dinero para la campaña sobre todo porque ha hecho el compromiso de no aceptar dinero de las compañías de seguro. Y sabe además que se enfrenta a un reto más allá de su distrito en Los Ángeles.  “El estado es muy grande y muy diferente, vas a un pueblo en el centro de California y luego vienes a Los Ángeles, y te encuentras con que los desafíos de cada comunidad son diferentes”, dijo.

Lara consideró que van a tener que hacer muchos cambios en tecnología para mejorar el servicio así como en los seguros a causa del cambio climático; y para asegurar los datos personales de los californianos.

“Es el departamento más grande que tenemos en el estado para proteger al consumidor, y California es el mercado de seguros más grande del país. Su ingreso está basado en un porcentaje que se cobra de los seguros. No dependemos de que la legislatura le apruebe un presupuesto”, precisó.

Según el portal de DOI, los aseguradores en el estado colectan casi 290 mil millones de dólares anuales en primas de los residentes.

En parte la decisión del senador Ricardo Lara de contender para comisionado del Departamento de Seguros de California es motivada por la necesidad de hacer frente y luchar contra las acciones del presidente Trump. (Araceli Martínez/La Opinión).
En parte la decisión del senador Ricardo Lara de contender para comisionado del Departamento de Seguros de California es motivada por la necesidad de hacer frente y luchar contra las acciones del presidente Trump. (Araceli Martínez/La Opinión).

El senador Lara tendría primero que avanzar en la elección primaria de junio de 2018, y luego ir a la elección general en noviembre. Busca reemplazar a David Jones quien ha sido comisionado de seguros desde hace siete años; y anda en campaña para ser procurador de California.

Sus prioridades como comisionado serían: el medio ambiente, la tecnología, el ataque al fraude de seguros y modernizar el departamento.

“Podemos hacer cosas que no habíamos visto antes. El producto más grande a desarrollar en la seguridad cibernética, y trabajar para prevenir el fraude. Tenemos como 300 agentes que investigan este tipo de delitos contra los seguros. Incluso las pandillas ya están dedicadas a este tipo de fraude. Se gana más y los delitos son menores”, expuso.

Además ahora con la propagación de incendios, buscaría que nadie pierda la oportunidad de asegurar sus propiedades.

Y admitió que se necesita presupuesto para promover ciertos tipos de seguros que no se aprovechan como el de terremotos. “Nada más el 9% tiene un seguro contra terremotos. El seguro a bajo costo para quienes obtienen su licencia de manejo bajo la ley AB60 tampoco se promueve”, indicó

Parte de la modernización que contempla, incluye hacer una estrategia para obtener la información por Internet sin tener que ir a las oficinas. “Uno de los desafíos que tenemos es que no solo no utilizamos la tecnología sino que la Comisión se mueve muy despacio. Necesita modernizarse. La gente pide información instantáneamente”, dijo.

Otro de sus planes como Comisionado de Seguros sería acabar con las redes de abogados, doctores y defensores que se asocian para cometer fraude en seguros o en la compensación al trabajador lesionado. “Pretenden ganar dinero a costillas de un trabajador que solo quiere ir al doctor, recibir los servicios que requiere y regresar a trabajar. Termina metido en un red que lo utiliza”, anotó.

“Muchas veces el perjudicado es quien menos dinero recibe. Estamos de acuerdo en que si una persona se lastima, se le debe apoyar pero que no se aprovechen de ella para hacer fraude”, completó.

También adelantó que como comisionado emprendería una auditoría a las escuelas y organizaciones que ofrecen un reentrenamiento al trabajo y cobran miles de dólares. “Cuando los trabajadores pueden obtener ese mismo adiestramiento en los colegios comunitarios”, enfatizó.

?>