Mujer demanda a su exnovio, un miembro del Sheriff, por abuso

Se alega que el agente supuestamente usaba su posición de autoridad para intimidarla
Mujer demanda a su exnovio, un miembro del Sheriff, por abuso
El LASD, que ya investiga el asunto, señaló en un comunicado que espera que sus miembros se comporten con ética y dentro de los mejores estándares. / twitter: @lasdhq.

Un agente del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD) recibió una demanda en su contra esta semana de parte de su exnovia, quien alega que éste la mantuvo prisionera y le apuntó con su arma cuando la joven intentó terminar la relación “de abuso” en 2017.

“Yo soy policía y no hay nada que puedas hacer”, le dijo agente Jeremy Fennell a su expareja durante la confrontación, según indican los documentos presentados ante la Corte Superior de Los Ángeles.

Fennell, según indicó City News Service, sería el mismo agente que en 2017 fue captado en video aparentemente al ignorar una llamada de emergencia —acerca de un tiroteo— mientras le decía a su exnovia que necesitaba arreglar su relación con ella primero antes de atender la balacera.

“No voy a colgar porque tú estás enojada”, dice supuestamente Fennell en el video, colocado en Youtube por Anderson. Luego del incidente el agente recibió una licencia.

La Fiscalía de Distrito señaló que, en aquella época, al agente no se le presentaron cargos de violencia doméstica por falta de evidencia.

Hoy la demanda alega que en dicha relación se dio: asalto, agresión, negligencia, violación de derechos civiles e infligir angustia emocional intencional.

Hasta el momento el vocero del Sheriff no ha realizado declaraciones sobre el caso.

Los inicios

La pareja inició su relación en septiembre de 2016, según indica la demanda. Pero, agrega, que en poco tiempo el romance se volvió tenebroso.

Se acusa al agente de abrumar a Anderson con mensajes de texto y videos. En uno de ellos, narra la querella, Fennell, quien estaba en uniforme, se identificó como Robocop y le advirtió a su pareja que lo debía llamar de inmediato.

“¿Sabes lo que visto? Puedo hacer que me llames ahora”, le habría dicho el agente a la joven, según dice la queja.

Agrega que, enero de 2017 cuando la joven intentó terminar la relación, el agente no la dejó salir del apartamento y que cuando Anderson quiso pedir ayuda; Fennell la golpeó en la garganta. Luego del incidente la dejó ir.

La demanda, que también incluye al condado, indica que durante el altercado, otros uniformados acudieron y que tras hacer bromas con Fennell se fueron sin prestarle auxilio.

Anderson también señaló haber reportado los supuestos abusos al Buró de Investigaciones Internas del LASD y que aunque logró conseguir una orden de restricción; Fennell siguió contactándola.