‘Regresen el shuttle a las escuelas’

Estudiantes y veteranos con discapacidad dicen que sin esta ayuda les es casi imposible asistir a clases
‘Regresen el shuttle a las escuelas’
Chrystal usar un tanque de oxigeno al caminar. Foto: Aurelia Ventura
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Chrystal cuenta se vio afectada en 2016 cuando se enteró que un servicio de transporte, o shuttle, que la transportaba hasta el interior del campus del colegio West Los Angeles College (WLAC) desapareció.

Para esta mujer, de 56 años y quien prefirió mantener en reserva su apellido, este servicio es vital puesto que tiene una condición que la obliga a cargar con un tanque de oxígeno en todo momento.

Y es que, asegura, las cirugías de espalda y cuello le impiden caminar por largos períodos de tiempo.

“Mis piernas me duelen mucho… Tener el shuttle era excelente porque podía ir a donde quería en el campus”, dijo Chrystal.

Y agrega que, después de perder este servicio se vio obligada a dejar de ir físicamente a la escuela y pasó a tomar clases en línea; aunque dice que no es lo mismo.

Charles Guerra, de 65 años de edad y veterano de guerra, es otro estudiante de WLAC quien dio a conocer que hace ocho años tuvo una cirugía de espina dorsal lo cual le obliga a usar una andadera.

El veterano Charles Guerra, de 65 años de edad, manifestó que el transportarse sin shuttle le ha causado caídas. / Aurelia Ventura/La Opinion

“Regresar a la escuela fue lo mejor que me pasó… pero quitaron el shuttle sin decirle a nadie”, dijo desanimado y aseveró que la falta de este servicio le ha causado cuatro caídas dentro del campus estudiantil. Dos de ellas graves.

Robin Cline, quien padece de esclerosis múltiple, experimentó la misma frustración cuando se enteró que el transporte interno de WLAC, que la llevaba del estacionamiento a sus clases, ya no operaba.

“Tuve que salirme de una clase porque no me daba tiempo de llegar… Yo no puedo caminar tan rápido”, dijo Cline, de 61 años de edad.

Robin Cline (d), que padece esclerósis múltiple, tuvieron que dejar clases en WLAC. / Aurelia Ventura/La Opinion)

Chrystal, Guerra y Cline llegaron este miércoles junto a decenas de estudiantes con discapacidades para participar de la primera junta del año de los directivos del Distrito de Colegios Comunitarios de Los Ángeles (LACCD) del noveno distrito.

Durante los comentarios públicos, uno tras otro, los estudiantes y partidarios se quejaron que WLAC tiene subidas y bajadas muy pronunciadas y peligrosas para quienes utilizan una silla de ruedas o algún aparato para apoyarse y poder caminar.

Cabe resaltar que WLAC es uno de los colegios que se encuentra en una colina.

Frustrados, molestos y hasta tristes, los asistentes rogaron a los miembros de LACCD que hagan algo para regresar el servicio de shuttle no solo en WLAC pero en todos los colegios que lo necesiten.

“Hay una baja del 20% de estudiantes pero tal vez es porque no pueden llegar a la escuela”, dijo Guerra a los miembros de la junta.

“Me siento insignificante. Siento que en [este colegio] no les importa y no quieren a estudiantes con discapacidades”, dijo por su parte Chrystal.

Partidarios como Priscilla Flores, quien no asiste a WLAC pero sí tiene una discapacidad, dijo que es muy importante demostrar apoyo en este tipo de temas.

“Para los estudiantes es importante poder transportarse de un lugar a otro o si no se ven forzados a dejar la escuela”, dijo la alumna, quien padece distrofia muscular.

Priscila Flores Hernández fue una de los participantes en la audiencia pública de ayer./ Aurelia Ventura/La Opinion)

Una demanda en proceso

Guerra y Chrystal son dos de los tres estudiantes que entablaron una demanda contra WLAC por la falta de servicios para personas con discapacidades.

Su abogada Autumn Elliott, de Disability Rights California, dijo a los miembros de la junta que espera que los miembros tomen una decisión antes que la demanda llegue a su decisión final.

“Es difícil, [los estudiantes], no se sienten seguros, se han caído al caminar, han tenido que abandonar sus clases”, dijo Elliott.

“Les pedimos que tomen la decisión correcta y regresen el servicio del shuttle”.

Los miembros de la junta directiva se limitaron a escuchar a las docenas de personas que dieron a conocer sus comentarios públicos sin dar una respuesta concreta en el momento.