Candidatos a gobernador de California tienen su primer ‘encontrón’

Todos dejaron en claro sus posturas sobre el tema migratorio dentro de la Cumbre Empoderando California en USC
Candidatos a gobernador de California tienen su primer ‘encontrón’
Los candidatos se reunieron ayer en USC. / Foto: Suministrada - Leroy Hamilton.

El tema migratorio abrió el encuentro de seis de los candidatos más importantes al cargo de gobernador de California que se celebró este sábado en la Universidad del Sur de California (USC) en Los Ángeles cuando se les preguntó si podrían trabajar con el presidente Trump luego de que el periódico New York Times llamara ‘racista’ al mandatario del país.

“Trabajaría con él con gran dificultad obviamente. Como mucha gente, tengo esperanzas que no sea presidente para cuando yo sea electo”, dijo el exalcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa levantando una cascada de atronadores aplausos.

“Pero si él es presidente, quiero dejar claro que California va a marcar un sendero diferente.Vamos a abrazar la diversidad del estado.

Vamos a dar la bienvenida a los recién llegados. Vamos a decirle que el cuidado de salud es un derecho no un privilegio; y que nuestras leyes ambientalistas van a ser un modelo nacional y mundial”.

Opiniones encontradas

Durante 90 minutos, por primera vez juntos, los seis candidatos en campaña para gobernador de California, expusieron y debatieron sus puntos de vistas sobre los problemas más importantes del estado dentro de Foro Empoderando California: Una Perspectiva Local.

Los aspirantes Travis Allen, John Cox, John Chiang, Delaine Eastin, Gavin Newsom y Antonio Villaraigosa se encontraron para dar a conocer sus puntos de vista sobre temas como: migración, transporte, educación, justicia criminal, desamparo, sistema carcelario y cómo trabajarían con el presidente Donald Trump.

El vicegobernador Gavin Newsom dijo que California necesita resistir en muchas áreas como el cambio climático, las políticas de migración, educación y el cuidado de salud.

“Necesitamos una alternativa positiva para que el resto del país quiera emularnos. California es un movimiento. El mundo nos está mirando como líderes no solo nacionalmente sino internacionalmente. Y eso es lo que intento hacer como gobernador”, dijo.

Delaine Eastin, exsuperintendente de educación de California, comentó que el Estado Dorado tiene que defender sus valores, el medio ambiente y su impresionante diversidad.
“Si alguna valla se tiene que construir tiene que ser una alrededor de California para protegernos del resto del país”, dijo provocando las risas de los asistentes.

El empresario republicano John Cox aseguró que no tenía un solo hueso racista en su cuerpo.

“Pero les voy a decir algo, tenemos un problema migratorio. Necesitamos construir esa barda. No debería ser controversial. Un país que no tiene seguridad no está haciendo lo mejor para sus ciudadanos”, dijo lo que causó una ola de abucheos.

Luego señaló que se necesita dar la bienvenida a los inmigrantes que vienen legalmente al país a recoger las frutas y verduras y hacen de California la número uno en agricultura.

El excontralor y actual tesorero de California, John Chiang —hijo de inmigrantes de Taiwán— dijo que la inmigración es lo que ha hecho grande a Estados Unidos.

“Tenemos que entender que California al ser la octava economía del mundo necesita inmigrantes para ser líder”, dijo.

Y resaltó que es importante apoyar a los estudiantes beneficiados con la Acción Diferida para los Llegados en la infancia (DACA). “No podemos dejarlos atrás porque están haciendo contribuciones extraordinarias”, destacó.

El asambleísta republicano de Huntington Beach Travis Allen fue el más duro en el tema migratorio.

Dijo que California tiene que hacer cumplir las leyes de migración y asegurar las fronteras. “Nadie está de acuerdo con que los indocumentados cometan crímenes y sean protegidos por el gobernador Jerry Brown y los demócratas con este Estado Santuario ilegal. Esto tiene que revertirse”, dijo.

Y criticó que 50 millones de dólares del presupuesto estatal vayan a destinarse para la defensa legal de los inmigrantes indocumentados en California. “El dinero de los contribuyentes debe usarse para los los ciudadanos de este estado”, subrayó.

El exalcalde Villaraigosa contestó a Allen que estaba absolutamente equivocado porque los estudios demuestran que los inmigrantes indocumentados incluyendo los mexicanos cometen menos crímenes que los nacidos en el país.

“No necesitamos una barda sino arreglar el sistema roto de migración, defender a los estudiantes DACA, no a una prohibición de viaje y no a una barda en la frontera”, exigió.

El supervisor del condado de Los Ángeles, Mark Ridley-Thomas quien dio la bienvenida a los aspirantes a gobernador dijo que ante el exceso de desafíos que vive el estado que van desde la crisis de vivienda accesible hasta las amenazas a las libertades civiles, es crítico elegir a un gobernante que entienda las oportunidades, responsabilidades y privilegios asociados con representar el estado más poblado y diverso de la nación.

“El gobernador Jerry Brown acaba de dar a conocer una propuesta de plan presupuestal récord por 132,000 millones de dólares para el año fiscal 2018-19, y es nuestra responsabilidad colectiva buscar al individuo que mejor pueda balancear el presupuesto, contestar las preguntas más duras y demostrar resistencia frente a la crisis”, dijo el supervisor Ridley Thomas.

El 5 de junio se llevará a cabo la elección primaria para elegir a los dos candidatos que se disputarán el cargo de gobernador de California en los comicios generales del 6 de noviembre.