La influenza golpea fuerte a Los Ángeles: ya van 36 muertes

Recomiendan que aún es tiempo de ponerse la vacuna, a quienes están enfermos los ayuda a aminorar los síntomas
La influenza golpea fuerte a Los Ángeles: ya van 36 muertes
José de Jesús García Valdivia lleva un mes y medio enfermo de influenza, lo que lo llevó a ir a la sala de emergencias de un hospital (foto cortesía de Paulina Herrera)

Tan pronto pasó el Día de Acción de Gracias, José de Jesús García Valdivia se enfermó de influenza pero como sus malestares empeoraban, tuvo que irse a la sala de emergencias de un hospital en Los Ángeles.

“Llevaba cinco días con el flu, mucha tos, el cuerpo cortado, escalofríos, fiebre. Me quiso dar neumonía. Mejor me fui a urgencias para que me viera un médico”, dice este inmigrante mexicano quien trabaja como laminador en un taller de hojalatería y pintura de automóviles en el Valle de San Fernando.

“Tuve que parar de trabajar una semana. Después de ver  al médico, comencé a mejorar pero a mes y medio, la tos no se me quita. Y lo peor es que hace cuatro días, mi esposa Tania se enfermó de gripa y me la pegó. Y eso que cuando fui a la sala de emergencias me pusieron la vacuna para el flu. Ahora estoy malo de nuevo con gripa y tos. Todo mormado. La nariz congestionada y voz gangosa”, comenta.

José de Jesus García Valdivia, residente de Van Nuys lleva varias semanas enfermo de influenza. (Foto cortesía de Paulina Herrera).
José de Jesus García Valdivia, residente de Van Nuys lleva varias semanas enfermo de influenza. (Foto cortesía de Paulina Herrera).

García Valdivia de 39 años, padre de dos niñas, reconoce que quizá no le ayude en su recuperación, que no ha faltado al trabajo, salvo la semana cuando fue a las emergencias. Además esta semana regresó a la escuela por las noches.

“Este fin de semana voy a reposar. A ver si eso me ayuda a recuperarme. Pero la verdad estoy cansado del flu. Uno no funciona al 100%. Cargo mi rollo de papel por todas partes para sonarme la nariz. Soy muy optimista pero tanto tiempo enfermo del flu, me ha bajado la moral”, confía.

En esta temporada, el número de personas enfermas con el flu se ha disparado hasta 130%, lo que ha provocado aglomeraciones en las salas de urgencia de los hospitales del condado de Los Ángeles.

Oficialmente se considera que la temporada de la influenza comienza en octubre, y termina en mayo, con su nivel más alto en febrero.

Ola de muertes

El Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles confirmó que hasta el 10 de enero, han muerto 36 personas de todas las edades por causas asociadas con el flu en el condado de Los Ángeles. Se trata de una cifra alta comparada con el año pasado cuando en el mismo periodo de tiempo se reportaron 13 muertes por la influenza.

El número de muertes de personas solo menores de 62 años en todo California asciende esta temporada a 42, comparado con nueve del año pasado. En el condado de San Diego han muerto 91 personas.

En una conferencia de prensa, James Watt, jefe de la División de Control de Enfermedades Comunicables del Departamento de Salud Pública de California dijo que el número de muertes es significativamente más alto que en las temporadas previas de influenza.

De acuerdo al Departamento de Salud Pública de California, muchos californianos han adquirido un tipo de influenza conocida como H3N2, que tienden a ser más mortal que otras cepas del virus. A esta cepa se le culpa de una temporada brutal de influenza en Australia que dejó un número récord de enfermos.

José de Jesus García Valdivia se pregunta si los fuertes incendios que se registraron en la zona el mes pasado no fueron un factor que influyó para desatar la epidemia. “Al menos en Chatsworth,la ciudad donde está el taller en el que trabajo, el humo se sintió muy pesado. No se diga en Van Nuys donde vivo”, comentó.

A vacunarse

Ante el elevado número de enfermos con influenza, el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles está urgiendo a gente de todas las edades a se vacunen desde los seis meses de edad hasta las personas de la tercera edad.

Es muy importante, aseguran, que la vacuna se ponga cada año, en especial deben aplicársela quienes están en gran riesgo de complicaciones o que viven o cuidan de otros individuos.

Las personas en mayor riesgo son: los niños menores de cinco años, adultos de más de 65 años y personas mayores así como mujeres embarazadas.

Algunas condiciones médicas como el asma, enfermedades del corazón y los pulmones, diabetes, y la obesidad ofrecen mayores riesgos de complicaciones.

Según el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, la mayor parte de la gente se recupera con el consumo de líquidos y con descanso.

En lugar de ir a la sala de emergencias, se recomienda llamar a su doctor o a la enfermera al número telefónico de asistencia médica. Debido al alto número de enfermos con el flu, los tiempos de espera en las salas de emergencia pueden ser más largos que lo usual.

No es tarde aún para ponerse la vacuna, recomienda el Departamento de Salud Pública de Los Ángeles.

A quienes estén en alto riesgo de complicaciones, les aconsejan buscar cuidado médico tan pronto como comiencen a sentirse mal, se hayan vacunado o no.

Junto a la vacuna, se recomienda mantener una buena higiene para prevenir la influenza y evitar el contagio.

Esto incluye lavarse las manos seguido y a profundidad; cubrirse la boca y nariz  con una toalla desechable, o usando el codo cuando tosan o estornuden; y evitar tocarse ojos, nariz,y boca. Y si ya están enfermos, lo mejor es quedarse en casa.

Los síntomas del flu incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, nariz congestionada o con mucho moco, dolor en el cuerpo, de cabeza y fatiga. La neumonía es la complicación más común de la influenza. Sin embargo, el flu puede empeorar condiciones de salud ocultas como el asma y enfermedades del corazón.

El lugar más económico y adecuado para vacunarse es la oficina de su doctor o una clínica de atención primaria. Asimismo, las farmacias ofrecen la vacuna contra la influenza sin cita previa. Aunque le aplican un cobro.

Con tantas semanas enfermo de la influenza a José de Jesús García Valdivia se le ha bajado la moral, dice. (foto cortesia de Paulina Herrera).
Con tantas semanas enfermo de la influenza a José de Jesús García Valdivia se le ha bajado la moral, dice. (foto cortesia de Paulina Herrera).

El descanso es la clave

La explosión de casos de influenza esta temporada hizo que en diciembre, Kaiser Permanente  comenzará mandar textos e hiciera llamadas telefónicas a sus miembros advirtiéndoles de las largas filas de espera en las salas de emergencia de sus hospitales.

Esta institución recomienda tratar los síntomas de la influenza con descanso ya que esto ayuda a una pronta recuperación y reduce el riesgo de infecciones como la neumonía bacterial, sinusitis e infecciones del oído.

También dicen que el consumo de caldos, tés de hierbas y otras bebidas que no sean alcohólicas ayudan al alivio. Y a los fumadores, la sugerencia es que eviten el tabaco ya que pueden empeorar la tos e irritar la garganta.

Es muy importante que tomen en cuenta que se puede tomar de una a tres semanas recuperarse de un catarro o gripa.

Para más información visita la página:  http://publichealth.lacounty.gov.