Sexo a ciegas, un cocktail de sensaciones y placer

Tener lo ojos vendados te hará vivir cosas nuevas y extraordinarias
Sexo a ciegas, un cocktail de sensaciones y placer
El sexo a ciegas abre nuevas posibilidades de vivir la intimidad de formas diferentes.
Foto: Shutterstock

Las parejas siempre están buscando cosas nuevas por hacer en la intimidad y en ocasiones, se les ocurren cosas sumamente elaboradas y que incluso, podrían poner en riesgo la integridad física de alguno, lo cual hace que el sexo no sea del todo cómodo y placentero.

Exsiten muchos juegos sencillos con los que puedes darle otra “chispa” a las relaciones sexuales y uno de ellos es el llamado Blind sex, que se traduce a Sexo a Ciegas. ¿Has oído hablar de él?

Si están aburridos de lo rutinaria que se ha vuelto su vida sexual, esto le dará un giro radical. Alguno de los dos deberá aceptar estar siempre con los ojos vendados, mientras que el otro tomará el control de la situación. Este es quien creará nuevos escenarios, que pueden ser reales o altamente fantasiosos.

Para que todo salga a la perfección, será necesario que el que esté con los ojos vendados se entregue por completo a la nueva experiencia.

Ventajas del Sexo a ciegas

Afloran todos los sentidos

Cuando alguien tiene los ojos cerrados o vendados, el olfato, gusto, oído y tacto se acentúan, lo cual seguramente te harán vivir la experiencia sexual de una forma diferente a lo cotidiano.

Mayor confianza en la pareja

El no saber qué hay, qué se hará, qué es lo que sigue puede poner a cualquiera nervioso; sin embargo, este juego hará que crezca la confianza en tu pareja.

Mayor liberación

Tener los ojos vendados es como cuando apagas la luz del cuarto. Eso hace que te liberes y podrás expresar lo que quieras mediante diferentes sonidos, ya sea respiraciones, palabras o gemidos.