Cronología de principales acciones migratorias en la “era de Trump”

A un año del gobierno del gobierno de Donald Trump
Cronología de principales acciones migratorias en la “era de Trump”
Donald J. Trump. EFE

WASHINGTON— Al acercarse a su primer año en el poder el próximo sábado, el presidente Donald Trump afronta presiones para lograr un acuerdo bipartidista que legalice a los “Dreamers” y, simultáneamente, fortalezca la vigilancia fronteriza.

Trump juramentó a su cargo como el 45 presidente de EEUU con un discurso populista en el que reiteró su promesa electoral de romper “el orden establecido”, “recuperar la grandeza de EEUU”, y luchar por el ciudadano de a pie.

“EEUU comenzará a ganar de nuevo, ganar como nunca antes. Recuperaremos nuestros empleos, recuperaremos nuestras fronteras”, la riqueza y los sueños del país, prometió Trump, cuya investidura desató protestas pacíficas y cerca de 200 arrestos en la capital estadounidense.

Como hijo y nieto de inmigrantes, Trump ha tomado en el último polémicas medidas migratorias aplaudidas por su base y el rechazo de la comunidad inmigrante y los grupos cívicos, religiosos, empresariales y sindicalistas que la acompañan.

El año pasado, Trump comenzó a desmantelar los programas de “acción diferida” (DACA) de 2012 y del “Estatus de Protección Temporal” (TPS), que en su conjunto escudan de la deportación a más de un millón de inmigrantes indocumentados.

Ahora, líderes de ambos partidos del Congreso negocian con la Casa Blanca una escurridiza solución permanente para uno o ambos grupos.

A continuación, una cronología de las principales medidas y acciones migratorias emitidas por Trump desde que asumió el poder el 20 de enero de 2017, y su situación actual:

2017

25 de enero.— Trump firma dos órdenes ejecutivas, una para la construcción del muro en la frontera con México, y otra para suprimir fondos para ciudades “santuario”, restablecer el programa de “Comunidades Seguras”,  y ampliar los parámetros para la deportación de inmigrantes indocumentados.

27 de enero.— Al visitar el Pentágono, Trump firmó su primera versión de una veda al ingreso de inmigrantes de siete países de mayoría musulmana (Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y el Yemen), un alto a refugiados de Siria, y una reducción de 110,000 a 50,000 en el ingreso anual de refugiados del resto del mundo.

Esto generó caos en los aeropuertos, el rechazo general de la comunidad inmigrante y demandas en los tribunales, aunque Trump insistió en que la medida no iba contra una religión sino que su objetivo era resguardar la seguridad nacional.

9 de febrero. – Trump firma tres órdenes ejecutivas contra el narcotráfico, el crimen organizado y las pandillas.

 6  de marzo.— Derrotado en los tribunales, Trump emite una segunda versión de la veda a musulmanes,  imponiendo un cese de 90 días a la llegada de inmigrantes de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y el Yemen, y uno de 120 días para el resto de los refugiados.

Esta genera nuevas demandas y apelaciones, y sendos tribunales en Hawai y Maryland ordenan una suspensión temporal de la medida.

El pasado 4 de diciembre, el Tribunal Supremo autoriza la aplicación de la veda musulmana, mientras se resuelven los litigios en su contra.

18 de abril.—Trump firma la orden ejecutiva “Buy American, Hire American”, para incentivar la compra de productos hechos en EEUU y la contratación de trabajadores estadounidenses. Con esta medida, Trump ordena la rigurosa aplicación de las leyes que rigen el ingreso de trabajadores extranjeros, incluyendo el “Acta de Inmigración y Nacionalidad”.

26 de junio.— El Tribunal Supremo permite la entrada en vigor de la veda musulmana el 29 de junio, pero especifica que ésta puede aplicarse si los inmigrantes de los seis países afectados pueden demostrar que tienen vínculos legítimos con un ciudadano estadounidense. La corte se compromete a escuchar el caso en octubre de ese año.

2 de agosto.—Durante un evento en la Casa Blanca con los senadores republicanos, Tom Cotton y David Perdue, Trump se pronuncia a favor del proyecto de ley “RAISE Act”, que reduce por la mitad el número de “tarjetas verdes” en una década, impone un límite anual de 50,000 para el ingreso de refugiados, y pone fin a la “lotería de visas”, entre otros elementos.

La medida es una de varias para reformar el sistema migratorio y, aunque no ha sido sometida a debate y voto en el Congreso, Trump la utiliza como referencia para el tipo de reforma que él quiere implementar.

5 de septiembre.— La Administración Trump anuncia el desmantelamiento gradual de “DACA”, e impone un plazo hasta el próximo 5 de marzo para que el Congreso logre una solución legislativa permanente. A partir de esa fecha, los “Dreamers” quedarán expuestos a deportaciones cuando venzan sus permisos.

Los tribunales intervienen en sendas demandas lideradas por California.

La semana pasada, el juez federal, William Alsup, ordenó la continuación de “DACA” para la renovación de permisos, mientras los litigios se resuelven en las cortes.

La Administración anunció el martes pasado que apelará el dictamen directamente ante el Tribunal Supremo, obviando el proceso normal de ir primero al Noveno Circuito de Apelaciones.

24 de septiembre.— Trump firma una tercera versión de la veda musulmana, con nuevas restricciones para otros países. En esta ocasión, la medida afecta a inmigrantes del Chad, Irán, Libia, Corea del Norte, Somalia, Siria y el Yemen, y a funcionarios de alto rango del gobierno de Venezuela.

El pasado 4 de diciembre, el Tribunal Supremo permitió su plena aplicación mientras se resuelven los litigios en otros tribunales.

24 de octubre.—  Trump firma orden ejecutiva que autoriza la reanudación del programa de ingreso de refugiados, aunque aplicando “medidas especiales” para ciertas categorías de refugiados “cuya entrada sigue suponiendo amenazas potenciales” a la seguridad  nacional.

El pasado 4 de diciembre, el Tribunal Supremo dio luz verde a la implementación total de la veda musulmana, y del programa de refugiados, mientras se agotan las apelaciones en tribunales de menor instancia.

6 de noviembre.— La Administración Trump pone fin al “TPS” para unos 2,500 nicaragüenses, que tienen hasta el 5 de enero de 2019 para ajustar su estatus migratorio, o preparar su salida ordenada de EEUU.  Gobierno decidirá futuro del “TPS” para los hondureños el próximo 5 de julio.

20 de noviembre.— La Administración Trump anuncia fin del “TPS” para cerca de 70,000 haitianos, con plazo hasta el 22 de julio de 2019 para que preparen su salida o ajusten su estatus migratorio.

El gobierno publicó hoy en el diario oficial (“Federal Register) un reglamento que impide que los “tepesianos” haitianos puedan solicitar visas temporales “H-2A¨ y “H-2B”, que podían hacerlo desde 2012.

2018

8 de enero de 2018.— La Administración Trump anuncia fin del “TPS” para unos 200,000 salvadoreños, que tienen hasta el 9 de septiembre de 2019 para ajustar su estatus migratorio o preparar su salida de EEUU.

 

Fuentes: Casa Blanca, USCIS, Instituto de Política Migratoria (MPI), Congreso

Alrededor de la web