Asesinan a joven indígena michoacana defensora de los bosques

Guadalupe Campanur Tapia murió estrangulada
Asesinan a joven indígena michoacana defensora de los bosques
Guadalupe Campanur Tapia era una activista de la defensa de los bosques. Agencia Reforma

MEXICO.- Guadalupe Campanur murió asesinada sin ver realizado su sueño: que se largaran de sus tierras ancestrales las organizaciones criminales que han hecho de la impunidad y la corrupción su mejor aliado para extender sus brazos del narcotráfico a la tala clandestina de montes.

“Estamos en alerta”, declaró poco después de un ataque de hombres encapuchados a un grupo de comuneros de Cherán, Michoacán, en el que murieron dos activistas de la comunidad rural, Salvador Olivares Sixto y David Campos Macías, en 2012.

Cherán es una comunidad purépecha que saltó a la fama mundial por ser la primera población en levantar sus propias armas en contra de los Caballeros Templarios que les  extorsionaban y acabaron poco a poco y a punta de pistola con el 80% de sus bosques.

No dejaron piedra sobre piedra. De las 20,000 hectáreas que en total pertenecían a la comunidad, quedaron 15,000.

“Esta situación no se puede explicar sin la complicidad del gobierno y los partidos políticos”, advirtió Salvador, hermano de Guadalupe.

Guadalupe apareció estrangulada el pasado miércoles en un paraje de la carretera Carapan- Playa Azul, cerca de la costa michoacana, en tal estado de descomposición que era casi imposible reconocerla, según reportaron amigos de la muchacha de 32 años en las redes sociales.

Ella había sido una activista clave para mantener la oposición a la invasión de sus tierras desde 2012, cuando los comuneros cercaron una parte del bosque para reforestarlo y fueron atacados por encapuchados.

En total 44 defensores del medio ambiente han sido asesinados en México desde 2005, de acuerdo con estadísticas del Centro Mexicano de Derecho Ambiental.

A principios del año pasado, los activistas rarámuri Isidro Baldenegro y Juan Ontiveros fueron asesinados violentamente en Chihuahua. Uno fue atacado a balazos y el otro secuestrado. Hasta la fecha, como en todos los casos de estos defensores, no hay sentencias contra los agresores.

Alrededor de la web