Esta temporada de influenza parece que va a ser muy mala

Qué debes saber para protegerte desde ahora
Esta temporada de influenza parece que va a ser muy mala
Vacunarte contra la influenza parece ser una buena opción.
Foto: Shutterstock

Los primeros indicios apuntan a que esta temporada de influenza será una temporada muy severa, predicen los expertos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, del Instituto Nacional de Salud.

La temporada de influenza en Australia, que generalmente se ha utilizado como un indicador de cómo se comportará esta enfermedad en los Estados Unidos, fue especialmente severa, dice Jeffrey Shaman, Ph.D., un profesor asociado en el Departamento de ciencias de salud ambiental y director del Programa de salud y clima de la Universidad de Columbia. (El pico más alto de la temporada de influenza en Australia fue a mediados de agosto).

“Se registró un gran número de casos de influenza y brotes confirmados por laboratorio, y un número mayor al promedio de hospitalizaciones y muertes [en Australia]”, dijo Anthony Fauci, M.D., director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud, y sus colegas en la publicación del 29 de noviembre de la revista médica New England Journal of Medicine(NEJM).

Esto es lo que sabemos hasta ahora de la temporada de influenza, y lo que puedes hacer para protegerte.

Claves que pronostican una mala temporada de influenza

Estimados preliminares del gobierno de Australia muestran que una cepa virulenta de influenza llamada H3N2 fue la mayor responsable del inusual número elevado de casos de influenza en Australia, que resultó en 29,000 hospitalizaciones y 745 muertes en 2017, más de 2 veces el promedio en los 5 años anteriores.

H3N2 es la misma cepa que ha estado circulando desde principios de esta temporada de influenza en Estados Unidos.

Aún peor, la vacuna australiana contra la influenza, que es la misma que hay en Estados Unidos, solo fue 10% efectiva contra esta cepa en particular, de acuerdo con el artículo de NEJM.

Sin embargo, esto no significa que no debas vacunarte contra la influenza.

“Si bien cada temporada de influenza puede tener una cepa dominante, hay otras cepas de virus que circularán también”, dice William Schaffner, M.D., un especialista en enfermedades infecciosas en la Universidad de Vanderbilt en Nashville y director médico de la Fundación Nacional para las Enfermedades Infecciosas. “Sabemos que esta vacuna fue muy efectiva en contra de las otras cepas”.

Además, agrega Schaffer, cuando las personas que están vacunadas se contagian de influenza, tienden a ser menos contagiosas.

Cómo protegerse de la influenza

De acuerdo con la información recopilada por los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) hasta el 7 de diciembre, de 3 a 5 estadounidenses no se han vacunado todavía contra la influenza en esta temporada. Y aunque la actividad de la influenza fue baja en octubre, ha estado subiendo constantemente desde sus inicios en noviembre.

No es demasiado tarde para protegerte. Solo recuerda que puede tomar hasta dos semanas después de haberte vacunado, para que la inmunidad sea efectiva.

Además de vacunarte, nuestros médicos expertos te brindan estos 3 consejos para evitar los gérmenes en esta época del año.

1. Debido a que el aire seco ayuda al virus a vivir por más tiempo, considera utilizar un humidificador para mantener la humedad ambiental de 30% a 50%.

2. Evita tocarte la nariz y los ojos para reducir la posibilidad de transferir cualquier virus que puedas tener en las manos.

3. Lávate las manos con frecuencia. Utiliza jabón y agua, y frótate las manos por lo menos durante 20 segundos. Si no tienes a la mano agua y jabón, utiliza un desinfectante de manos que contenga por lo menos 60% de alcohol.

Lo que debes hacer si te contagias de influenza

Descansa, mantente hidratado y si tienes fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares, opta por tomar acetaminofeno (Tylenol y genéricos), ibuprofeno (Advil y genéricos) o naproxeno (Aleve y genéricos).

Pídele a tu médico que te recete un medicamento antiviral de inmediato si tienes fiebre, tos y dolor de cuerpo y si tienes más de 65 años, si eres obeso o tienes un sistema inmunológico comprometido o un problema de salud crónico. Tu pediatra puede recomendar antivirales para los niños que tienen influenza severa o condiciones de salud crónicas como asma, diabetes o enfermedad del corazón o pulmonar.

Un medicamento antiviral puede reducir la duración de la influenza de 1 a 3 días, aliviar los síntomas y disminuir el riesgo de complicaciones, pero solo si empiezas a tomarlo en un plazo de 48 horas después de enfermarte.

Evita los supresores de la tos (la tos ocasionada por la influenza por lo general desaparece sola) y los antibióticos, los que no funcionan para las infecciones virales, pueden contribuir a hacer que las bacterias sean más resistentes contra los antibióticos.

Consulta a tu médico si tus síntomas de influenza empiezan a mejorar y luego la fiebre regresa y la tos empeora, o si tienes dificultad para respirar, dolor en el pecho o el abdomen, mareos, confusión y vómitos severos o persistentes.

Para más consejos sobre tratamientos, ve nuestra guía para tratar los síntomas del resfriado y la gripe.