La nueva estrategia de defensa nacional de EEUU anunciada por James Mattis

"Ya no se centra en el terrorismo" dijo el viernes el secretario de Defensa, James Mattis
La nueva estrategia de defensa nacional de EEUU anunciada por James Mattis
James Mattis habló de la "amenaza hacia la democracia de EE.UU." Kathryn E. Holm/DoD

“Si nos desafías, vivirás tu peor y más largo día”, advirtió el viernes el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, en un discurso en el que anunció la nueva estrategia de defensa nacional de su país.

El funcionario dijo que la competencia entre las grandes potencias, y no el terrorismo, es ahora el punto central de la seguridad nacional estadounidense.

Mattis señaló que su país “se enfrentaba a crecientes amenazas de poderes revisionistas tan diferentes como China y Rusia”, dijo el secretario Mattis.

En una aparente referencia a Rusia, advirtió sobre la “amenaza hacia la democracia de EE.UU.”.

En 2017 y 2018, el gobierno de Trump se ha visto afectado por las investigaciones en curso sobre la presunta colusión entre su equipo de campaña electoral y el Kremlin.


La ventaja competitiva de Estados Unidos se está “erosionando rápidamente”

Por Jonathan Marcus, corresponsal de Defensa de la BBC

La publicación de la nueva Estrategia de Defensa Nacional de la administración Trump señala un cambio importante en las prioridades de Washington.

Durante casi dos décadas, desde los ataques del 11 de septiembre, los planes militares de EE.UU. se han centrado en la lucha contra el terrorismo, con campañas de contrainsurgencia en Afganistán, Irak y Siria.

Pero ahora habrá un renovado énfasis en la competencia estratégica interestatal, contra países como Rusia y China.

El secretario de Defensa, James Mattis, tiene razón cuando dice que la ventaja militar competitiva de Washington se está erosionando rápidamente.

Es necesario invertir en una gama de nuevas tecnologías que puedan proporcionar ventajas en un futuro campo de batalla.

Pero no es simplemente una cuestión de gastar más dinero.

Mattis señaló la dificultad de aprobar presupuestos en el Congreso, que, según dijo, había hecho más daño a la preparación militar de EE.UU. que cualquier otro enemigo.

El secretario pidió al Congreso que financie adecuadamente al ejército y que evite realizar “cortes indiscriminados y automáticos” en el presupuesto federal de EE.UU.

El presidente Donald Trump busca aumentar el gasto en defensa en un 10%, o en US$54.000 millones, en el presupuesto propuesto para 2018, y espera recuperar esa suma a través de recortes en otros sectores, incluida la ayuda a otros países.


¿Cuánto han cambiado las prioridades de defensa de EE.UU.?

EEUU muestra su poder militar en el mundo con su flota de portaaviones. Cole Keller/US Navy

Las amenazas enumeradas en la nueva política de defensa son las mismas que bajo la administración de Barack Obama, pero el orden de prioridad es diferente.

Anteriormente, los grupos militantes yihadistas como Estado Islámico o al Qaeda eran el foco de la estrategia, pero últimamente los oponentes de EE.UU. de la época de la Guerra Fría, Rusia y China, han reafirmado sus gobiernos estratégicamente.

“Nos enfrentamos a crecientes amenazas de poderes revisionistas tan diferentes como China y Rusia, naciones que buscan crear un mundo consistente con sus modelos autoritarios“, dijo Mattis.

¿Qué tan grande es la amenaza de Rusia y China para EE.UU.?

Las tres grandes potencias nucleares han significado una amenaza permanente la una para la otra desde los días de la Guerra Fría.

En los últimos años, sin embargo, han surgido temores de lo que antes era impensable: un choque directo, particularmente entre Rusia y EE.UU., en Siria o Ucrania.

La nueva estrategia reconoce que “China y Rusia en particular han trabajado asiduamente durante varios años para desarrollar sus capacidades militares para desafiar nuestras ventajas militares”, dijo Elbridge Colby, vicesecretario adjunto de Defensa de EE.UU.

“Esta estrategia realmente representa un cambio fundamental para decir, ‘Mira, tenemos que regresar a lo básico del potencial para la guerra y esta estrategia dice que el enfoque será priorizar la preparación para la guerra, en particular la guerra de poder “, agregó.

Alrededor de la web