China clona por primera vez dos monos basados en el método de la oveja Dolly

A pesar del logro, los científicos descartan llevarlo al plano humano

China clona por primera vez dos monos basados en el método de la oveja Dolly
Clonan a dos primates con la misma técnica con la que se creó la oveja Dolly.
Foto: EFE

La revista científica Cell ha dado a conocer este miércoles que un grupo de científicos chinos lograron la clonar por primera vez a dos primates, idénticos, siguiendo el método para la creación de la famosa oveja Dolly, por allá de 1996.

Estos primates, dos macacos de cola larga, fueron fabricados mediante una transferencia nuclear de células somáticas, es decir, a partir de células del tejido de un macaco adulto, en un procedimiento llevado a cabo en el Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias en Shangai (China).

Así, hace ocho semanas una macaco hembra dio a luz a un clon, creado a partir de células de tejido, la misma técnica con la que que se creó a la famosa oveja Dolly. Diez días más tarde nació un segundo mono, idéntico al primero, en el mismo centro.

Los dos clones, llamados Zhong Zhong y Hua Hua, están vivos y sanos, aseguraron este martes en una conferencia telefónica los investigadores chinos.

“La principal razón para clonar a estos primates es porque son muy cercanos a los humanos evolutivamente y pueden ayudar en tareas de investigación de enfermedades cerebrales, cáncer o transtornos metabólicos”, explicó en esa llamada el neurobiólogo Mu-ming Poo, del equipo científico de clonación.

Preguntado por si su equipo estaría interesado en aplicar esta técnica para clonar humanos, el investigador descartó la idea y aseguró que “no tienen intención” de hacerlo.

Gracias a este avance, ahora es posible crear poblaciones de investigación de monos idénticos y personalizados, que según Poo y sus colegas reducirían la cantidad de primates utilizados en los experimentos de laboratorio.

En las últimas casi dos décadas, ha habido científicos de todo el mundo que han intentado clonar primates no humanos sin éxito. De hecho, a finales de la década de los noventa, los científicos crearon un gemelo de mono artificialmente, Tetra, dividiendo un embrión, un proceso que no se puede usar para clonar animales adultos y que no se puede repetir para crear copias clónicas idénticas.

En el caso de la clonación a través de la transferencia nuclear de células somáticas, los investigadores cortan el núcleo de un óvulo e insertan un núcleo de la célula del individuo que quieren clonar. El resultado es un embrión con material genético idéntico a la célula del donante y es una técnica que puede llegar a producir numerosos animales exactamente iguales.

“Este es un procedimiento muy difícil y delicado”, aseguró Poo, que se pasó tres años perfeccionando este cambio nuclear con sus colegas.

Durante la investigación, los científicos transfirieron 181 embriones que contenían núcleos de células donantes adultas a madres sustitutas, pero sólo en 22 casos se produjo el embarazo. Aunque dos primates nacieron por cesárea, ambos fallecieron, probablemente por insuficiencia respiratoria, en 30 horas. Para los clones que se originaron en el tejido fetal, 79 embriones produjeron seis embarazos, de los que únicamente nacieron Zhong Zhong y Hua Hua.

“Todavía es muy ineficiente en esta especie y queda mucho progreso por hacer”, reconoció el investigador chino.
Los científicos planean continuar mejorando la técnica, que también se beneficiará del trabajo futuro en otros laboratorios, y monitorear el desarrollo físico e intelectual de Zhong Zhong y Hua Hua.

Las crías actualmente se alimentan con biberón y están creciendo normalmente en comparación con los monos de su edad. “Somos muy conscientes de que la investigación futura con primates no humanos en cualquier lugar del mundo depende de que los científicos sigan normas éticas muy estrictas”, concluyó Poo.