Demandan a propietarios que exigían a inquilinos probar su estatus migratorio

Dos dueños de edificios en Brooklyn discriminaban con prácticas inescrupulosas a inmigrantes hispanos
Demandan a propietarios que exigían a inquilinos probar su estatus migratorio
Uno de los edificios en los que sus propietarios discriman a hispanos.

NUEVA YORK.- Los inquilinos de dos edificios de Sunset Park en Brooklyn, en su mayoría inmigrantes hispanos, entablaron una demanda colectiva contra los propietarios, por supuestas prácticas inescrupulosas que incluyen procedimientos de desalojo sin fundamento, declaraciones ofensivas y exigencias de que comprobaran su estatus migratorio legal al renovar sus contratos de alquiler.

Los acusados en la demanda presentada el martes en el Tribunal Federal de Brooklyn son los hermanos Adel y Linda Eskander, operadores de las agencias Little City Realty LLC y Little Boy Realty LLC, quienes de acuerdo a Legal Aid Society, patrocinadores de la querella, son reincidentes en prácticas abusivas contra inquilinos.

Entre los demandantes figuran entre otros: Altagracia Tejada, Eliberto Silva, Newton Decampos, Ivana Vuksic, Ashley Marimon, Nicholas Lucci y Susana López.

“Durante décadas, los Eskanders han intimidado a los inquilinos inmigrantes para que abandonen sus hogares de renta regulada y se niegan a hacer las reparaciones necesarias para aumentar sus ganancias”, dijo Sunny Noh, abogado de la Coalición de Derechos del Inquilino en la Legal Aid Society. “Su reinado de terror sin control sobre los residentes vulnerables de Brooklyn se terminó. Los años de comportamiento ilegal les traerán consecuencias y pronto cosecharán lo que sembraron en la corte federal”.

“Esto es una pesadilla de lo que estamos viviendo aquí, el estrés constante es demasiado”, dijo la demandante Altagracia Tejada, de 48 años, quien paga $1,353 por mes en alquiler.

En 2015, Tejada sufrió un aborto tras ser acusada por el propietario de falta de pago. El médico que atendió la emergencia atribuyó el aborto a “estrés indebido”, según el expediente de la demanda.

Según Noh, las acciones de los Eskanders causaron intimidación y desplazamiento, y consecuentemente, se redujo el inventario local de unidades asequibles. Se cree que más del 50%de los apartamentos en estas dos propiedades fueron desregulados fraudulentamente por la administración desde 2007 hasta 2009, dijo el abogado.

La  Legal Aid Society sustenta en la demanda que el comportamiento de los propietarios va en contra de las leyes municipales, estatales y federales, incluida la Ley de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York, el Código de Mantenimiento de Viviendas de la Ciudad de Nueva York, la Ley y Código de Estabilización de Alquileres y la Ley Federal de Equidad de Vivienda.

La organización recordó que los hermanos Eskanders son reincidentes, habiendo sido previamente demandados en 2003 por exigir que los inquilinos proporcionen documentación de inmigración al renovar sus contratos de arrendamiento.

Desde que fueron demandados en 2003, los Eskanders han ampliado su acoso contra los inquilinos hispanos mediante amenazas, quejas no fundamentadas a las agencias de la Ciudad, incluyendo el NYPD y la Administración de Servicios a la Niñez.

Noh aseveró que el litigio busca una declaración de alivio judicial y equitativo, que consista en prohibir a los Eskanders que continúen discriminando y hostigando a los inquilinos latinos y reconociendo los derechos de alquiler estabilizado de todos los inquilinos; así como daños.

El concejal Carlos Menchaca que integra el Comité de Vivienda Pública del Concejo se congratuló con la demanda presentada en defensa de los residentes hispanos de su distrito.

“Aplaudo el apoyo de Legal Aid Society a los residentes de Sunset Park que defienden sus derechos con una demanda colectiva. Los Eskanders y otros propietarios semejantes han burlado por demasiado tiempo de la ley y han forzado a la gente a abandonar sus hogares”.

Menchaca agregó que la crisis de vivienda asequible se acelera cuando se pierden los apartamentos de alquiler estabilizado a través de tácticas antiéticas e ilegales de los propietarios.

“El desalojo por supuestos trabajos de construcción, la retención de calefacción y agua caliente, la falta de reparación básica y la intimidación de inquilinos deben cesar. Los propietarios de toda la ciudad de Nueva York están bajo aviso: su acoso ilegal e inhumano a los inquilinos será severamente castigado “, dijo insistió Menchaca.

El Diario buscó infructuosamente comentarios para esta nota de parte de Adel y Linda Eskander.

La demanda es promovida por Cahill Gordon & Reindel LLP como asesores, la Coalición de Derechos del Inquilino de la Oficina de Vecindarios de Brooklyn. La Legal Aid Society está financiada por la Administración de Recursos Humanos de la Ciudad de Nueva York.