¿Cómo lidiar con la ansiedad en el trabajo?

Sigue los siguientes consejos para cuando el ambiente en tu oficina, las labores y tus compañeros te abruman
¿Cómo lidiar con la ansiedad en el trabajo?
Cuando sientas que ya no puedes más, respira profundamente y toma tiempo para relajarte.abajo.
Foto: C00 License

La ansiedad es una condición que ataca a muchas personas alrededor del mundo y que aunque muchos la califiquen como una exageración o algo inofensivo, verdaderamente puede darle problemas reales a quienes sufren de ella. Noches sin dormir, poca productividad laboral, miedo a todas horas… realmente lidiar con la ansiedad es un desafío.

En esos momentos quisiéramos escapar y salir de ese agujero en el que nos encontramos, quizás lo que necesitamos son palabras de motivación, porque realmente no importa cuánto intenten minimizar lo que sienten las personas ansiosas…. Un ataque de ansiedad es un momento difícil en el que deberíamos tener apoyo y comprensión.

El trabajo de por sí trae algo de estrés a todos; no obstante, la presión puede exacerbar la aparición de la ansiedad y agravar la fuerza de sus ataques. ¿Eres de aquellos que se preocupan siempre por las fechas límites incluso si todavía falta mucho o eres de los que se quedan pensando eso que dijiste al inicio del día? Pues quizás sufras de ansiedad y si ese es el caso, es necesario aprender cómo manejarla.

¿Qué es la ansiedad y cuáles son sus síntomas?

La ansiedad NO es una enfermedad, es una condición que consiste en una respuesta emocional muy fuerte a situaciones que puedan ser riesgosas, peligrosas o estresantes. La ansiedad suele provocar un comportamiento, muchas veces, desmedido ante situaciones que en realidad no son tan importantes (aunque así se sientan)

Los síntomas son variados pues un estado ansioso puede provocar respuestas físicas, emocionales y psicológicas; por lo tanto, un cuadro de ansiedad no necesariamente se repite de forma exacta en cada persona que lo tiene. Algunas muy comunes son:

  • Taquicardias
  • Insomnio
  • Torpeza en movimientos
  • Sensación de preocupación o miedo extremo
  • Falta de la respiración
  • Incapacidad de concentrarse
  • Aumento de la sudoración
  • Escalofríos

¿Cómo lidiar con la ansiedad en tu sitio de trabajo?

Nuestro sitio de trabajo es el último lugar en el cual queremos ser víctimas de un ataque ansioso; no obstante, debido a las obligaciones y al estrés es uno de los lugares en el que somos más propensos a ser víctimas de un ataque de pánico debido a la ansiedad o de cualquier otro síntoma derivado de esta.

Es importante saber cómo lidiar con estas crisis pues si respondemos de mala manera o nos dejamos vencer, podemos perjudicar nuestro desempeño laboral y esto puede ser motivo de despido u otras consecuencias.

¡Recuerda que la ansiedad puede ser controlada y tú tienes el poder de hacerlo!

Reconoce lo que está sucediendo

Lo mejor que podemos hacer es darle a nuestra ansiedad la atención que merece. Entrar en negación solo empeorará los síntomas y así no se logrará nada; recuerda que no puedes frenar de golpe un ataque de ansiedad; solo puedes tratar de hacer que pase sin afectarte con tanta intensidad.

Reconoce que estás pasando por una crisis y concéntrate en todo lo que sientes para poder enfrentarlo.

Respira profundamente

Tomar respiraciones profundas y contarlas puede ser una manera de desviar tu atención a otra cosa mientras ayudas a tu cuerpo a drenar y a relajarse. Además, si tienes taquicardia, este ejercicio también puede ayudarte a regular el ritmo de tu corazón.

Dibuja y concéntrate en algo más

Toma un papel y dedícate a hacer garabatos o esfuérzate un poco más y haz una mandala. Las mandalas son recomendadas por psicólogos y mientras las pintas, tu cerebro podrá explotar su lado creativo y relajarse.

¡No todo es tan malo!

No hay que minimizar el miedo o la preocupación que sentimos; sin embargo, recuerda que la ansiedad tiende a aumentar la situación haciéndola parecer más amenazante de lo que en realidad es. Piensa para ti mismo que aunque sientes  preocupación, la situación no es tan grave y no amerita que te preocupes de sobremanera.

Deja que tus pensamientos pasen

En el momento en que la crisis ataca parece que tu mente se bombardeara a sí misma con pensamientos que no quieren parar. No te enfoques en ninguno y deja que pasen; piensa que solo desean fastidiarte y que al igual que las personas fastidiosas, hay que ignorarlos.

¿Algún error que cometiste te preocupa? Pues tómalo con calma, todos cometemos errores y aprendemos lecciones de ello.

Tu mente es poderosa pero tú eres mucho más poderoso que ella. ¡No dejes que la ansiedad te domine y aprende a manejarla cuando decida aparecer!

Alrededor de la web