Legisladores de California piden cambio de “cultura” frente al acoso sexual

Funcionarios aseguran que esa crisis estaría cambiando políticas y procedimientos
Legisladores de California piden cambio de “cultura” frente al acoso sexual
Se destacó que investigaciones sobre denuncias son llevadas por firmas privadas de abogados sin influencia política.
Foto: California State Legislature

La crisis por acoso sexual que se vive últimamente en Estados Unidos estaría “cambiando las políticas y procedimientos de nuestra legislatura, que no han sido actualizados en los últimos 24 años”, según destacó el presidente de la Cámara de Representantes de California, Anthony Rendón, en un foro realizado en Sacramento.

Rendón participó en el evento organizado por el Instituto de Política Pública de California (PPIC), una reunión que contó además con la presencia del presidente encargado del Senado, Kevin de León, ambos demócratas, y con la asistencia de la líder de la minoría republicana del Senado, Patricia Bates.

El cambio de “cultura” sobre el acoso sexual contra las empleadas y personas de cabildeo del Capitolio estatal es una de las prioridades comunes de los legisladores de California, de acuerdo con lo trascendido.

Para Bates, la solución tiene que “comenzar con cambiar la cultura, que es lo más difícil”.

De León por su parte destacó cómo las investigaciones sobre denuncias de acoso y abuso sexual están siendo llevadas por dos importantes firmas privadas de abogados “sin influencia política”.

Pero los legisladores igualmente reconocen otros graves problemas que enfrenta el también conocido como “Estado Dorado”.

“Tenemos un estado muy costoso para vivir. El valor promedio de vivienda está por encima del medio millón de dólares”, dijo Bates, en el foro moderado por Mark Baldassare, presidente y director ejecutivo de PPIC.

“Esta situación genera un desbalance económico entre los residentes en el interior del estado en comparación con las áreas costeras…”, anotó Rendón al asegurar que se necesita seguir trabajando en medidas para redistribuir dinero para los más necesitados.

Los legisladores también estuvieron de acuerdo en que hay que continuar impulsando la educación básica para mejorar su calidad, ampliar los programas de educación preescolar y controlar los costos de la educación universitaria.

El demócrata De León afirmó que los dos órganos legislativos pueden trabajar conjuntamente para lograr soluciones en temas “tan críticos” como la energía limpia, la protección de la población inmigrante o el suministro de agua potable a todas las áreas rurales.

Un análisis del Instituto de Política Pública de California presentado este mes, que utilizó una medida adaptada para los costos de California (CPM), calculó que el 19.5% de sus residentes -cerca de 7.5 millones de personas- vive en la pobreza.

Alrededor de la web