Trump: bonificaciones bajo reforma tributaria “no son migajas”

Trump se reúne con empleado beneficiados por la reforma tributaria

WASHINGTON— El presidente Donald Trump afirmó este miércoles que las bonificaciones y aumentos salariales que ha producido su reforma tributaria “no son migajas” sino que contribuyen al crecimiento económico en el país.

Trump se reunió a puerta cerrada en la Casa Blanca con empleados del sector privado, un día después de su primer discurso sobre el “Estado de la Unión” ante el Congreso, en el que destacó la reforma tributaria y recortes de impuestos por $1,5 billones, como uno de sus principales logros en 2017.

El mandatario no viajó fuera de la capital para promover su agenda, como han hecho sus antecesores, sino que se reunió con siete empleados y empresarios de cinco estados para destacar las bondades de su plan tributario.

Durante un intercambio  con Trump, John Anfinson, dueño de “Anfinson Farm Store”, una pequeña empresa de equipos agrícolas en Cushing (Iowa), describió el aumento salarial del 5% para sus siete empleados, y narró cómo su nieta y el esposo de ésta juntos obtendrán recortes por $6,000 de sus empleadores.

Anfinson dijo que la pareja estaba “sorprendida” y “entusiasmada” por la cantidad que se embolsarían por los recortes de impuestos.

“No son migajas, eso te lo puedo decir”, respondió Trump.

De esta forma, el mandatario atacó indirectamente a la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien ha asegurado que la reforma tributaria beneficiará más a los ricos y grandes corporaciones, mientras que buena parte de la clase media y clase trabajadora recibirían sólo “migajas”.

Trump también enumeró otras empresas que están aprovechando los masivos recortes de impuestos a las corporaciones para invertirlos de nuevo en capital y recursos humanos.

“Tenemos algunas compañías que han anunciado bonificaciones de $3,000, y en algunos casos, más. Algunas han dado aumentos al salario mínimo de hasta $12, $13, $14, y hasta $15, y tenemos masivas inversiones de (sitios como) Apple, con $350,000 millones”, dijo Trump.

Según la Casa Blanca, unas 275 empresas tienen planes de repartir bonificaciones, aumentos salariales y otros beneficios a sus empleados.

La lista incluye a ExxonMobil, que anunció una inversión de $50,000 millones.

Asimismo, Trump destacó el ejemplo de Jessica Meléndez, trabajadora de Jergens en Cleveland (Ohio), que anunciará bonificaciones de $1,000 para los empleados, y el caso de William Harmon, dueño de Total Systems Services, en Georgia, que dio bonificaciones de $1,000 a 11,500 empleados.

“Tienes muchos amigos felices, ¿cierto?”, dijo Trump a Harmon.

Los empleados invitados a la Casa Blanca provinieron de Colorado, Iowa, Georgia, Missouri y Ohio.

Mientras, el vicepresidente Mike Pence también promovió la reforma tributaria durante un evento en una fábrica manufacturera en Virginia Occidental.

De cara a los comicios de noviembre próximo, en los que los republicanos se juegan el control del Congreso, la intención de la Casa Blanca en los últimos días ha sido poner en el escaparate los recortes de impuestos, que fueron de los pocos logros legislativos de Trump en las postrimerías de 2017, y las mejoras en la economía nacional.