Alan Tacher se sinceró en Despierta América sobre su calvicie y desató las burlas

Por segunda vez se sometió a trasplante de cabello
Alan Tacher se sinceró en Despierta América sobre su calvicie y desató las burlas
Alan Tacher en Un Nuevo Día.
Foto: YouTube, Un Nuevo Día

Alan Tacher se presentó este lunes a la emisión de Despierta América con su habitual elegancia, pero llevaba una gorra que no podía pasar desapercibida, así que con toda honestidad se animó a explicar al público el porqué.

El conductor mexicano de 46 años se sometió por segunda vez a un trasplante de cabello, en su lucha contra la alopecia.

“Me hice un trasplante de cabello, uso la gorra porque no me puede dar la luz, solo es esta semanita, lo prometo”, dijo en el programa de Univision.

“Es la segunda vez, hacían falta más pelos, ya me estaba quedando muy calvo”, agregó el hermano del actor Mark Tacher.

En su cuenta de Instagram, Alan fue más explícito respecto al tratamiento al que se está sometiendo y dejó ver parte del proceso en la clínica de Miami, donde es atendido.

Aunque muchos le mostraron su apoyo e incluso sus ganas de someterse a un procedimiento similar, otros aprovecharon para burlarse.

Y ahí vamos avanzando con mi transplante de cabello .. Este es el primer paso después ya viene lo bueno .. @drnusbaum @thehairdoctors .. les sigo mostrando .. caballeros no tengan miedo .. mujeres hermosas díganle a su pareja que no le saquen !! Jajaja #pelitolargo #porqueloshombrestambiennoscuidamos

A post shared by Alan Tacher (@alantacher) on

“Te estás quedando pelonchas, resígnate”, “¿Otra vez? El que es pelón es pelón y ya acéptalo Alan, además hay personas que les queda ser pelones”, ¿“Otra vez? ya vimos que ese tratamiento no sirve porque ya se había implantado una vez”, “Ya Tacher párale, deja tu cabecita de algodón en paz”, “Qué pena que haya gente gastando en esas cosas”, expresaron algunos usuarios en la red social.

Lo más importante fue que el conductor sigue convencido de trabajar en el cuidado de su imagen, para sentirse mejor personalmente.