La oferta de Trump es falsa esperanza, dice dreamer

Manuel, como muchos otros, arriesga perder su estatus temporal de DACA pero explica el por qué la legalización que ofrece Trump no es aceptada por muchos dreamers.
La oferta de Trump es falsa esperanza, dice dreamer
Manuel, dreamer y estudiante de biología y ciencias políticas, dijo que la oferta de Dream Act de Trump es "falsa esperanza". (Foto: Pilar Marrero)

“Falsa esperanza”.

Así definió Manuel, un dreamer de Los Angeles, la oferta del presidente Donald Trump para los jóvenes inmigrantes.

“Necesitamos un Dream Act y también protección para nuestros padres, ellos vinieron para darnos el sueño Americano y sin embargo, este país no los categoriza como estadounidenses”, apuntó el joven. “Es lamentable, porque ellos han trabajado muy duro por ese sueño”.

Los grupos nacionales de dreamers -jóvenes inmigrantes con DACA o indocumentados- han tomado oficialmente la posición de no aceptar la oferta de Trump, que presuntamente ofrecer un tipo de camino a la legalización y ciudadanía a cambio de grandes concesiones en otros temas, por ejemplo, el incremento radical en deportaciones al interior del país y el cierre de caminos de reunificación familiar.

No todos los dreamers lo entienden, las discusiones son animadas en los foros de medios sociales sobre la bondad de rechazar la oferta de Trump en momentos que la alternativa es, esencialmente, volver a la ilegalidad para cerca de 800,000 jóvenes acogidos a DACA, particularmente a partir del 5 de marzo que es cuando ya no habrá ningún tipo de renovaciones.

Manuel es un dreamer de Los Ángeles, estudia una doble carrera de biología y ciencias políticas y es beneficiario de DACA.

Aunque no quiso dar detalles sobre su caso ni cuando se le vence su permiso de trabajo, Manuel explica que la razón por la que la oferta que Trump ha venido vendiendo no es aceptable para él tiene que ver con el tipo de estatus que recibirían los dreamers y la suerte de su familia.

“Esa oferta nos convertiría en ciudadanos de segunda clase, que pueden vivir aquí legalmente pero no pueden ayudar a sus padres, no los podríamos patrocinar para la ciudadanía y, al contrario, serían criminalizados con nuestras familias, que sufrirían las consecuencias”, dijo el joven.

El Presidente Donald Trump ha culpado a los demócratas por resistirse a su plan, mientras el presidente ha rechazado varias propuestas bi partidistas legislativas para cubrir a los dreamers a cambio de más inversiones en seguridad fronteriza. En enero, Trump incluso rechazó una propuesta del líder senatorial demócrata Chuck Schumer, para aprobar el Dream Act con fondos para el muro fronterizo.

Trump ahora parece solo querer negociar su propia propuesta y culpar a los demócratas de no querer el Dream Act si no la aceptan.

Pero Manuel, como muchos dreamers que participan activamente en el movimiento social, creen que la responsabilidad principal es del presidente.

“El eliminó DACA y si no llegamos a una solución, él será el responsable”, dijo Manuel. “Esto que ofrecen no nos va a llevar a la vida que queremos, es no es solo para nosotros sino también para nuestros padres.