Crisis en el paraíso: por qué está en estado de emergencia Maldivas

Uno de los destinos más paradisiacos del mundo, Maldivas, está en una situación política riesgosa
Crisis en el paraíso: por qué está en estado de emergencia Maldivas
Las fuerzas de seguridad del gobierno de Maldivas fueron desplegadas por zonas urbanas como la capital del país, Malé. AFP

En el mundo hay más de 200 países más extensos que Maldivas, pero pocos con tanto atractivo natural.

Las playas de este archipiélago conformado por más de 1.200 pequeñas islas son de aguas tan cristalinas que muchos viajeros las consideran un verdadero paraíso natural.

El año pasado, viajaron a Maldivas 1,2 millones de turistas -tres veces el tamaño de su población de 400.000- lo cual generó un ingreso de US$2.700 millones a la economía local.

Sin embargo, los eventos políticos que se han registrado en los últimos días amenazan con ahuyentar el principal sostén de la economía local.

El presidente Abdulla Yameen decretó un estado de emergencia el pasado 5 de febrero a raíz de una decisión del Tribunal Supremo que ordenaba la liberación de políticos opositores.

El conflicto ha subido de tono rápidamente en la capital del país, Malé, donde la policía y el ejército tiene autorización de realizar detenciones a discreción.

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, consideró que se trata de un “asalto a la democracia”.

“La suspensión de varias funciones del poder judicial y del Parlamento, y las restricciones aplicadas a una serie de derechos constitucionales crean una peligrosa concentración de poderes en manos del presidente“, alertó Zeid en un comunicado este miércoles.

No obstante, el presidente Yameen asegura que su decreto, que se extenderá por 15 días, es para garantizar que no haya un “golpe” contra su gobierno luego de la decisión del Tribunal Supremo.

Una pareja en un resort de Maldivas
Más de 1,2 millones de personas visitan Maldivas. Getty Images

“Durante este periodo, aunque algunos derechos se verán restringidos, los movimientos en general, los servicios y los negocios no serán afectados. La seguridad de todos los maldivos y extranjeros será garantizada”, dijo la oficina del presidente.

Aun así, la situación es de incertidumbre.

Las decisiones del Tribunal

La semana pasada, el Tribunal Supremo de Maldivas emitió varias resoluciones que el presidente Yameen ha rechazado.

Una fue la anulación de las sentencias de prisión y liberación de nueve políticos de la oposición, un fallo votado por los cinco magistrados del máximo tribunal del país.

Entre ellos se encontraba el expresidente Mohamed Nasheed, quien está exiliado en Londres luego de ser acusado de violaciones a las leyes contra el terrorismo en 2015.

Él fue el primer presidente electo democráticamente en Maldivas. en 2008, pero salió del gobierno cuatro años más tarde tras un levantamiento del ejército maldivo.

El fallo del Tribunal Supremo también declaró que 12 parlamentarios despojados de sus escaños tenían el derecho retomarlos, lo cual le daría la mayoría a la oposición en el Parlamento.

La medida tomó a la nación por sorpresa y el gobierno respondió con la suspensión del Parlamento.

El ejército ha recibido la orden de resistir ante cualquier intento de juicio político o remoción del presidente Yameen.

A su vez, el expresidente Maumoon Abdul Gayoom, un aliado de la oposición y medio hermano del actual presidente, también fue detenido en su casa.

Vuelta en u

Las nuevas órdenes del presidente fueron más allá de la suspensión del Parlamento y la suspensión de derechos constitucionales.

La policía también detuvo al presidente del Tribunal Supremo, Abdulla Saeed, y otro juez, Ali Hameed, el pasado lunes.

Al día siguiente, el presidente dijo en un mensaje televisado que tenía que “declarar una emergencia nacional debido a que no había otra manera de investigar a los jueces”.

Los magistrados entonces se retractaron de su decisión original.

Los otros tres jueces del máximo tribunal emitieron un comunicado en el que justificaban su decisión de rectificar en su resolución “a la luz de las preocupaciones planteadas por el presidente”.

El estado de emergencia incluye la suspensión a la autoridad del Parlamento para cesar al presidente y la jurisdicción del Tribunal Supremo para mediar en las disputas a una eventual destitución del mandatario.

En la capital Malé, la policía y el ejército han incrementado su presencia en las calles, lo cual ha levantado la preocupación del comisionado Zeid Ra’ad Al Hussein de Naciones Unidas.

“Las medidas tomadas van más allá de lo permisible durante un estado de emergencia, ya que restringen los principios básicos de la democracia y socavan el respeto a los derechos humanos en el país”, agregó Zeid.


¿Qué pasa ahora? – Olivia Lang, BBC

Parece que el presidente Yameen ha ganado esta batalla por el momento.

A través de una serie de drásticas acciones, es perfectamente claro que no va a permitir que alguien desafíe su gobierno.

Si ya fue señalado en el pasado por su férreo control del poder, esta reciente crisis solo ha servido para reforzar la idea.

Incluso si las elecciones se llevan a cabo a finales de este año, como estaba previsto, resulta difícil creer en alguna encuesta cuando todos los oponentes políticos de Yameen están tras las rejas.

Es difícil ver su salida del poder.


Amenaza al paraíso

La pequeña nación ubicada en el océano Índico, al sur de India, está compuesta por 26 atolones de coral y 1.192 islas de una belleza excepcional.

La crisis política actual se desarrolla durante la temporada alta de turismo, cuando decenas de miles de extranjeros visitan las playas de Maldivas.

La situación ha llevado a los gobiernos de China, EE.UU., India y Reino Unido a emitir advertencias a los viajeros que desean visitar ese destino.

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico dijo que los turistas en Male, la capital de Maldivas, deben “tener cuidado y evitar cualquier protesta o manifestaciones”.

Las islas periféricas y centros turísticos, así como el aeropuerto internacional, no se han visto afectados.

Pero los temores de que esta situación pueda escalar a un conflicto más grande son latentes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.