¿Quien mató a la comediante política Nana Pelucas?

La mujer fue asesinada dentro de su negocio en el estado de Guerrero
¿Quien mató a la comediante política Nana Pelucas?
Nana Pelucas en una de sus presentaciones.

MEXICO.- La fiscalía del estado de Guerrero dice que a la youtuber Leslie Ann Pamela Montenegro, mejor conocida como “Nana Pelucas’’ la pudo haber matado Javier Cervantes “El Barbas’’, un lidercillo de una organización criminal local conocida como ‘Cida’ que pelea a muerte por territorio con la organización criminal Los Rojos.

Pero en el infierno de un territorio tomado por el narcotráfico ninguna hipótesis es señal de nada. Y ella se dedicaba a hacer principalmente sátira política desde su canal de Youtube “El Sillón TV’’ hasta que fue asesinada en un restaurante la noche del 5 de febrero.

No era muy conocida fuera del puerto de Acapulco (la mayoría de los periodistas en el estado no la conocían), pero tenía un estilo muy coloquial de poner el ojo en la vida pública, como si fuera una ama de casa vestida con blusas estampadas, espejuelos que le cubrían la mitad del rostro y una peluca al estilo afro adornada con moños.

Así lanzaba aguados mensajes salpicados de “cariños’’, “mi amores’’, ‘’mi vidas’’… hacía entrevistas e intrigas contra el gobierno del estado, contra la policía y principalmente funcionarios del municipio de Acapulco, epicentro de una de las peores batallas por el control de droga, secuestros, asesinatos, extorsiones y asesinatos.

“Cualquier crítica en este momento en Guerrero se lo toman a mal, el gobierno está muy nervioso, incluso te llaman para pedir que no hables mal, que cambies cosas’’, advierte Hugo Pacheco, periodista del periódico El Sur, uno de los más críticos que ha sufrido agresiones, entre las más recientes a los reporteros Zacaríasa Cervantes, quien trabajaba información sobre la minera Media Luna, y Jacobo Morales, por la presa La Parota.

Los gobernantes aquí siempre han sido muy quisquillosos, pero desde que hay más impunidad es más fácil disfrazar todos los delitos como si los cometiera el crimen organizado, lo cual quiere decir que ahí se va a quedar, que no habrá investigación’’, agregó Pacheco.

El fiscal del estado Javier Olea dijo en una conferencia de prensa que las publicaciones de Nana Pelucas –quien tenía 600 seguidores en Facebook y 1,200 en Youtube–  además de estar relacionada a la página Acapulco sin Censura, la “pusieron en la mira de la delincuencia organizada’’ por tener información de los grupos delictivos y un funcionario público de quien no dijo nombre.

Samuel Muñuzuri, esposo de la víctima, negó la información y aclaró que ella  no era parte del equipo de Acapulco sin Censura, una página de Facebook que sube a las redes sociales crueles fotografías de los asesinatos, desapariciones de personas y constantemente acusa al gobierno local de ser parte del crimen organizado.

“Nosotros aparecimos en esa página sólo para anunciar el canal de youtube’’, dijo.

Lo cierto es que previamente la youtuber había sido amenazada. En el confuso mensaje escrito en una manta se le acusaba por un lado de “estar en la narconómina’’ y, por otro, ser informante del gubernamental Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional. Las acusaciones e intimidaciones fueron en 2016, pero nunca se investigó como la mayoría  de los casi 2,000 asesinatos que hubo el siguiente año.