Cavaliers limpian la casa y los Lakers son los mayores beneficiados

El equipo lagunero tiene los bolsillos llenos para ir en busca de dos grandes estrellas en la agencia libre
Cavaliers limpian la casa y los Lakers son los mayores beneficiados
El nuevo jugador de los Lakers de Los Angeles, Isaiah Thomas. (Foto: Maddie Meyer/Getty Images)
Foto: Maddie Meyer / Getty Images

Eran las 12 del mediodía en Los Ángeles y los comentaristas de radio locales celebraban: “Los Lakers batearon un jonrón con las bases llenas”. La noticia había surgido desde temprano, pero las ramificaciones apenas empezaban a cobrar sentido.

En un frenético cierre del periodo de cambio de jugadores en la NBA, los Cavaliers de Cleveland decidieron hacer una limpia, y los Lakers parecen haber sido los grandes beneficiarios de ello.

El equipo lagunero obtuvo de Cleveland al estelar guardia Isaiah Thomas y al delantero Channing Frye, además de una selección de primera ronda de 2018, a cambio del guardia tirador Jordan Clarkson y el delantero Larry Nance Jr., que ahora jugarán al lado de LeBron James en los Cavaliers, equipo que hizo más operaciones con otras franquicias en busca de aire fresco.

La mayor transacción de la jornada en la liga les otorga a los Lakers más espacio en su nómina para poder ser agresivos en la agencia libre tanto en 2018 como en 2019, algo que Magic Johnson, el presidente del equipo, confirmó ante la prensa.

“No quiero que nos quedemos en donde estamos. No quiero estar por fuera de los playoffs mirando. Tenemos que dar otro paso, ¿cierto? Así que este movimiento nos permite posicionarnos para poder dar el siguiente paso”, dijo Johnson.

Los Lakers ahora pueden disponer de hasta 70 millones de dólares en su nómina anual, según algunas estimaciones, más que suficiente para perseguir a dos grandes estrellas de contrato máximo. LeBron James sigue siendo mencionado. También Paul George, quien juega en Oklahoma City y que anoche se enfrentaba a los Lakers en el Staples Center. Ambos deberían estar disponibles este verano como agentes libres. Un año después, Kawhi Leonard (San Antonio), Jimmy Butler (Minnesota) y Klay Thompson (Golden State) estarían en el mercado, incluso Kevin Durant.

“Nosotros, probablemente más que cualquier otra organización en la NBA, tenemos ahora la estructura salarial más saludable, la flexibilidad más saludable y repusimos la selección de Draft de 2018 que había salido como parte del canje por Steve Nash hace unos años”, dijo Rob Pelinka, el gerente general de los Lakers.

“Ahora tenemos en julio de 2018 y julio de 2019 espacio 100 por ciento real para firmar a dos jugadores de contrato máximo, si eso es lo que decidimos hacer, o uno en 2018 y seguirlo con otro en 2019”, explicó Pelinka.

Todos ganan

Aunque Clarkson vive una buena temporada y Nance Jr. era uno de los favoritos del Staples Center, razones por las que se les extrañará en Los Ángeles, los Lakers mantienen prácticamente intacto su núcleo de jóvenes con Brandon Ingram, Julius Randle y los novatos Kyle Kuzma y Lonzo Ball, todos en pleno ascenso.

Clarkson, por otra parte, ahora podrá jugar playoffs por primera vez en su carrera y Nance Jr. regresa a su estado natal, a la ciudad donde su padre se hizo estrella de la NBA. Ellos también parecen ganar con la transacción.

En cuanto a los dos jugadores que se unen a los Lakers, Isaiah Thomas fue el motor de los Celtics de Boston la temporada 2016-17 antes de que una lesión de cadera lo dejara fuera en los playoffs. Luego fue cambiado a Cleveland por Kyrie Irving y no ha vuelto a ser el mismo.

El pequeño armador de 29 años de edad y educado tiro nunca se acomodó en Cleveland. Será agente libre al final de la actual campaña, aunque no se cree que los Lakers estarían interesados en firmarlo debido a la presencia de Ball y por las altas pretensiones económicas de Thomas. Frye, por su parte, es un veterano de 34 años de edad que tiene un buen tiro de tres puntos. También será agente libre.

La nueva contratación de Lakers, vista con humor