Los 10 mandamientos en el cuidado de la piel

Hábitos y costumbres que debes adoptar para tener una piel hermosa
Los 10 mandamientos en el cuidado de la piel
La limpieza es vital para mantener un cutis saludable.
Foto: Shutterstock

La fuente de la juventud no existe, lo que sí es posible es mantener una rutina de cuidado tan acertada que te permita lucir una piel rejuvenecida.

Y es que, son muchos los factores que se unen para hacer que una mujer luzca una piel hermosa y saludable. Pero, uno de los más importantes es la consistencia en el cuidado, seguido por un estilo de vida saludable, asegura la esteticista Katty González, quien ofrece los siguientes consejos.

1. Cuida tu alimentación. Esta es una parte esencial de tu rutina, menciona González, quien enfatiza la importancia de ingerir alimentos saludables que incluyan los complejos vitamínicos, antioxidantes y proteínas necesarias.

“Hay que empezar de adentro hacia afuera. Hay que nutrir las células para que sigan su proceso de nacimiento, oxigenación, circulación y reparación”, añade.

2. Toma mucha agua. Lo recomendado es consumir ocho vasos de ocho onzas al día, a menos que tengas alguna contraindicación médica. El agua ayuda a hidratar el cuerpo y por ende la piel, además de mejorar el sistema sanguíneo, circulatorio y linfático.

3. Duerme bien. La falta de sueño afecta tanto el sistema nervioso como la piel. Por eso, se recomienda descansar por un periodo de siete a ocho horas.

“En las horas de sueño es que ocurre la regeneración celular. Tiene que ser un sueño profundo y natural para que sea reparador. Si vamos a utilizar algo para dormir podemos usar algún te o métodos naturales”, asevera.

4. Remueve todas las impurezas. La limpieza es vital para mantener un cutis saludable, pero para que sea realmente efectiva tiene que hacerse bien en la mañana y en la noche.

La primera limpieza del día puede hacerse con jabón en la fórmula que prefieras y que sea adecuada para tu tipo de piel. En la noche tienes que utilizar un removedor de maquillaje antes de aplicar el jabón.

“Las impurezas se remueven con limpiadoras especializadas en cada tipo de piel, no con jabón porque este no tiene el arrastre suficiente”, recomienda la esteticista.

5. Humecta la piel. Una parte importante para alejar problemas como resequedad, líneas finas y arrugas prematuras es la aplicación de un humectante. Pero ojo, debe ser una fórmula que se ajuste a las necesidades de tu piel.

Se recomiendan los humectantes que son en fórmula de gelatina para las pieles grasas, loción para las pieles normales y en crema para las pieles secas. A esto se debe añadir una crema de ojos que tiene que ser diferente a la que aplicas en el rostro porque se trata de una piel más fina y delicada.

6. Deshazte de las células muertas. El método más sencillo para lograrlo en casa es a través de exfoliadores que puedes comprar en la sección de cosméticos de alguna farmacia o en tiendas especializadas en productos de belleza.

Cuando se trata de este tipo de exfoliación puedes hacerlo por lo menos dos veces en semana en casa, pero si prefieres algo más fuerte puedes acudir a tu esteticista de confianza.

7. No olvides la mascarilla semanal. Tu agenda puede estar muy cargada, pero solo tienes que sacar 15 minutos para darte una mascarilla que te ayudará a eliminar las impurezas y mantener tu piel fresca.

8. Protégete del sol. La exposición prolongada a los rayos del sol puede ocasionar cáncer, manchas y envejecimiento prematuro. Para sacar esos problemas del panorama, González recomienda utilizar todos los días un protector solar con factor de protección de 30. Recuerda que debes utilizar uno en el cuerpo y otro diferente formulado para el rostro, que no tape los poros.

9. Limpia adecuadamente las brochas y esponjas. Su constante contacto con la piel las puede convertir en transmisoras de bacterias. Por eso, González aconseja lavarlas semanalmente con agua y unas gotas de jabón antibacterial o alguna solución formulada para limpiarlas. Luego las enjuagas bien hasta que no queden residuos de jabón y déjalas secar sobre una superficie lisa.

10. Evita retocar el maquillaje. Si bien es cierto que deseas estar regia todo el día también lo es que aplicar capas de maquillaje sobre la piel que no está limpia puede obstruir los poros. Mejor opta por productos que te ayudan a fijar la base por más tiempo.

“Como esteticista no recomiendo el retoque de maquillaje. Recomiendo utilizar papel de seda que absorbe grasa y brillo y retocar solamente el ‘blush’ y el labial. Para el diario no tienes que usar grandes cantidades y cuando usas esponjas o motas que no se lavan con frecuencia y que acumulan bacterias, la piel se afecta”, asegura González.