Javier Palomarez se aparta de Cámara de Comercio Hispana por presunto acoso sexual

El directivo es acusado de acoso sexual por parte de su exjefa de personal, Gissel Gazek Nicholas

Javier Palomarez se aparta de Cámara de Comercio Hispana por presunto acoso sexual
El presidente de la Cámara de Comercio Hispana de EEUU (USHCC), Javier Palomarez, renunció a su cargo en medio de escándalo por presunto acoso sexual.
Foto: Suministrada / Impremedia

WASHINGTON— Javier Palomarez, quien ha liderado la Cámara de Comercio Hispana desde 2010 como presidente y principal ejecutivo, abandonó este lunes el cargo en medio de un escándalo por presunto acoso sexual e irregularidades financieras, según informó la organización.

La junta directiva de la Cámara de Comercio Hispana de EEUU (USHCC), que representa a 4,4 millones de empresas latinas, dijo que Palomarez dejó el cargo de “mutuo acuerdo” para dar paso de inmediato a una transición ordenada para un nuevo liderazgo.

Eliza Hernández, exvicepresidenta de la USHCC y su actual jefa de personal, toma ahora las riendas de la organización hasta nueva votación.

La declaración de la junta directiva no hace mención alguna de que Palomarez está envuelto en un escándalo por presunto acoso sexual contra Nina Vaca, antigua miembro de la USHCC y ahora presidenta del brazo filantrópico de la organización.

Sin embargo, la junta, que el viernes pasado contrató a una firma legal para investigar varias “acusaciones”, expresó hoy su compromiso con “la dignidad, respeto, y manejo cuidadoso de sus recursos financieros”.

Según documentos presentados el mes pasado en un tribunal en Dallas (Texas), Palomarez estuvo implicado en acoso sexual, y además se pagó centenares de miles de dólares por encima de lo que le confiere su contrato de $611,015 con la USHCC.

Los documentos judiciales señalan que Palomarez ha sido acusado de acoso sexual por parte de su exjefa de personal, Gissel Gazek Nicholas, quien alega que éste la acosó e intentó besarla en una habitación de hotel en Chicago en 2013.  Nicholas fue despedida en noviembre pasado tras ocho años en la USHCC, y ahora sopesa entablar una demanda contra Palomarez y la organización sin fines de lucro.

Palomarez, por su parte, dijo en una declaración escrita que estaba “extremadamente orgulloso” de liderar la USHCC, y negó las acusaciones en su contra.

Según Palomarez, las acusaciones vertidas en su contra no son más que “represalia” y una campaña de difamación por parte de Vaca,  Nicholas y otros “co-conspiradores”.

El “culebrón”  de dimes y diretes se complica porque, según un documento judicial presentado por Palomarez el pasado 11 de enero, éste  y Vaca tenían una “relación cercana que posteriormente terminó por razones personales y que desafortunadamente produjo discordia y conflictos de personalidad” entre ambos.

En octubre pasado, el comité ejecutivo de la fundación de la USHCC pidió la renuncia o despido de Palomarez, además del reembolso de $1,5 millones por una “sobrecompensación”, que aparentemente había sido aprobada cuando Vaca formó parte del comité de compensación a partir de 2010, según los documentos judiciales.

Al sopesar una demanda contra Vaca, Palomarez solicitó en su petición judicial que ésta entregue a la corte en Dallas sus correos electrónicos, cartas, mensajes de texto y demás comunicaciones que tuvo con él en los últimos cuatro años.

[scribd id=371401560 key=key-LyFvch3Ue4mbBDSU1yli mode=scroll]

Las disputas de personal en el seno de la USHCC, publicadas el año pasado por “Buzzfeed”, aparentemente comenzaron en otoño del año pasado y presuntamente salieron a la luz pública con la ayuda de Vaca.

 

Palomarez organizó un foro con algunos de los principales candidatos presidenciales, y se reunió en privado con Trump para convencerlo de que participara, pese a la objeción de muchos miembros de la USHCC y de líderes de la comunidad latina debido a su retórica incendiaria. Trump canceló su participación en octubre después de haber aceptado la invitación .

Palomarez no es el único líder hispano de alto perfil en estar en la mira de la junta directiva de su organización. El presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), Roger Rocha, también afronta presiones para renunciar a su cargo tras haber enviado una carta no autorizada al presidente Donald Trump apoyando su polémico plan migratorio.

Aunque Roger retractó la carta y ofreció una disculpa a LULAC, los Dreamers y la comunidad hispana en general, la organización realizará una reunión el viernes y sábado próximos para determinar su futuro inmediato.