Botafogo se rehúsa a prestarle su estadio a Flamengo por esta ridícula razón

Vinicius Junior, el nuevo fichaje del Real Madrid está relacionado con el ´berrinche' del 'Fogao'

RÍO DE JANEIRO, Brasil – El Botafogo anunció hoy que no cederá su estadio al Flamengo para la final de la Copa Guanabara frente al Boavista por un gesto “irrespetuoso” que tuvo con sus hinchas el joven talento brasileño fichado por el Real Madrid, el delantero Vinicius Júnior.

En un comunicado, el club carioca explicó que “la decisión fue tomada únicamente por la celebración de un jugador adversario que, según entendemos, irrespetó a la institución Botafogo, la cual es representada por sus atletas, sus socios y sus hinchas“.

Aunque no mencionó tácitamente a Vinicius Júnior, la nota se refiere a la forma en que el jugador del Flamengo celebró un gol que le marcó al Botafogo en la semifinal de la Copa Guanabara, como se conoce a la primera mitad del campeonato regional de Río de Janeiro.

Tras anotar, el joven de 17 años se llevó las manos a los ojos y simuló que secaba unas lágrimas, en clara alusión al apelativo de “llorones” con que la hinchada del Flamengo alude despectivamente a los seguidores del Botafogo.

En la nota, el Botafogo indicó que la cesión de su estadio Nilson Santos para la final de la Copa Guanabara ya estaba acordada con el Flamengo, que no posee un campo propio con la capacidad deseada para un partido de esa naturaleza.

No obstante, ese acuerdo fue anulado pues, según el Botafogo, “pasados ya unos días” del polémico festejo “ni el jugador” ni el Flamengo se han retractado por un gesto que la nota considera ajeno “a la ética profesional” y que “podría haber provocado violencia entre jugadores e hinchas“.

Vinicius Júnior, quien en los últimos días fue visto en varias de las fiestas del Carnaval de Río de Janeiro, tiene sólo 17 años y se presentó al fútbol mundial el año pasado, cuando jugó el campeonato suramericano de esa categoría con la selección brasileña.

En mayo pasado, el Real Madrid anunció su fichaje, por un valor que se calcula en unos 50 millones de dólares, y, según el contrato, el jugador es esperado en el equipo merengue el próximo mes de julio.