La curadora Taína Caragol explica que los artistas escogidos por los Obama rompen esquemas convencionales. Foto: María Peña/Impremedia