Familia de hombre electrocutado en una grúa entabla demanda contra AT&T

Juan David Figueroa perdió la vida; su hermano tiene las piernas rotas
Familia de hombre electrocutado en una grúa entabla demanda contra AT&T
Juan Diego Figueroa aparece en una foto proveía por su familia.

El abogado de la familia de un hombre que murió electrocutado el mes pasado mientras estaba sobre la canasta de una grúa en el sur de Los Ángeles anunció una demanda en contra de la compañía AT&T por negligencia.

“Estamos demandando a AT&T y a su personal porque ellos dejaron las llaves dentro de la grúa”, dijo Abraham Sandoval, representante de la familia Figueroa. “No solamente dejaron la grúa—que no debía estar ahí para empezar—pero los trabajadores le dejaban usar la grúa [al occiso] varias veces sabiendo que él no la podía conducir. Siempre dejaban las llaves en la máquina”.

Juan Diego Figueroa, de 22 años, falleció el 30 de enero por la tarde mientras él y su hermano Marcos, de 15 años, intentaban cortar las ramas de unos árboles del negocio de su familia, dijo Sandoval el martes al hacer pública la querella.

El incidente ocurrió en la cuadra 300 de 87th Place. La grúa estuvo estacionada ahí por aproximadamente un mes, ya que los trabajadores de la empresa estaban reparando una torre de transmisión de teléfonos celulares. En el momento del incidente se desconoce si la grúa estaba dentro o fuera del negocio de los padres de Figueroa.

Aparentemente, el joven tocó el cable de alto voltaje con la cabeza, que lo electrocutó y posteriormente se incendió la canasta.

Al fondo se observa la grúa que utilizaban los hermanos Figueroa cuando sucedió la tragedia. (Aurelia Ventura)
Al fondo se observa la grúa que utilizaban los hermanos Figueroa cuando sucedió la tragedia. (Aurelia Ventura)

El hermano menor del fallecido logró brincar unos 15 a 20 pies de altura, pero se rompió las dos piernas. Ahora esta en silla de ruedas y necesita más cirugías para saber si volverá a caminar, dijo Sandoval.

El jurista agregó que ninguno de los trabajadores informó a Figueroa acerca del alto voltaje y todo el personal de AT&T estaba consciente del  peligro.

“Si las llaves no hubieran estado en la máquina, nadie la hubiera podido mover. Y es más peligroso porque al cruzar la calle esta una secundaria. Si no hubiera sido Juan, hubiera sido cualquier otra persona”, dijo Sandoval.

La demanda – que será archivada en los próximos días – en la Corte Superior de Los Ángeles también incluye la queja por negligencia de AT&T al utilizar grúas hechas de metal en lugar de fibra de vidrio, lo cual habría podido minimizar el incidente.

“Southern California Edison usa grúas de fibra de vidrio por las mismas razones que no son conducibles a la electricidad y la de AT&T conduce la electricidad y no hay a dónde se puedan refugiar si son electrocutados”, dijo Sandoval. “Si hubieran usado una de fibra de vidrio [Juan] se hubiera electrocutado, pero no hubiera muerto. Hay varias cosas que creemos que los trabajadores hicieron mal”.

Mientras tanto la familia enfrenta los altos costos de un funeral inesperado y los costos médicos del hijo menor. Sandoval dijo que su situación es tan precaria que se han visto obligados a tener el funeral en su casa.

Hasta el momento AT&T no se ha contactado con la familia, dijo Sandoval, añadiendo que el día del accidente era el último que los trabajadores estarían ahí.

Ryan Oliver, portavoz de AT&T en el área de Los Ángeles, dijo que lamentan lo sucedido pero la grúa no era de ellos.

“Nos entristeció enterarnos de este trágico evento, que involucró una pieza de equipo que había sido alquilada por un vendedor y que estaba esperando ser retirada por la empresa de alquiler”.

Oliver no dio detalles del nombre de la compañía de alquiler.