En busca de un puesto en el senado, Mitt Romney se declara “no muy lejos” de Trump en inmigración

El que fuera candidato presidencial republican en 2012 ha sido crítico del actual presidente pero ahora acepta su apoyo.
En busca de un puesto en el senado, Mitt Romney se declara “no muy lejos” de Trump en inmigración
Después de duras críticas a Trump durante la campaña de 2016, Romney se reunió con Trump cuando ganó la presidencia. (Photo by Drew Angerer/Getty Images)

Mitt Romney, un republicano que compitió por la presidencia en 2012 contra Barack Obama, lanzó su candidatura al senado por Utah la pasada semana criticando la actitud “de exclusión contra los inmigrantes legales” que mantiene la Casa Blanca.

Sin embargo, pocas horas después de lanzarse al ruedo electoral, aclaró  que su postura sobre inmigración no es muy diferente de la de Trump.

De hecho, según sus más recientes declaraciones, el nuevo Romney se parece mucho al viejo Romney en inmigración  e incluso se ha movido hacia posturas más radicales, incluso usando el término “inmigración en cadena” usado por Trump para definir a la inmigración legal familiar.

Romney siempre ha dicho apoyar la “inmigración legal”. Pero las cosas han cambiado.

En una entrevista con el Salt Lake Tribune de Utah publicada hace unos días, Romney describe su postura sobre inmigración que, a todas luces, es más parecida a la que tiene Trump hoy que la que tuvo Romney en 2012, cuando apoyó la “auto-deportación” y la Ley anti inmigrante de Arizona.

“Doy la bienvenida a los inmigrantes legales y a los que siguen el proceso….pero tenemos que detener la inmigración ilegal”, dijo Romney  al periódico de Utah. “Soy más conservador que la mayoría de los republicanos en este tema, no estuve nunca por el Dream Act”.

Agregó que “necesitamos un muro o verja fronteriza o como se llame, un sistema de e-verify y detener la inmigración “en cadena” que se ha usado en inmigración”.

Romney concluyó diciendo que Trump “probablemente tiene razón respecto a la lotería de visas”.

Concluyó diciendo que él y Trump están muy de acuerdo en este tema.

“No creo que estemos muy lejos en inmigración. Ese es un tema en el que soy más conservador que la mayoría”, apuntó.

En 2012, Mitt Romney compitió y ganó la nominación republicana para la presidencia y luego se enfrentó al entonces presidente Barack Obama por ocupar la Casa Blanca entre 2013 y 2017.

El Mitt Romney de 2012 no estaba muy lejos del ala derecha de su partido en esos temas, apoyando el concepto de auto-deportación desarrollado por el abogado Kris Kobach, arquitecto de la ley de Arizona y otras leyes estatales que buscaban hacer la vida tan dura a los inmigrantes que estos terminaran abandonando solos el país.

En junio de 2012, Romney presentó su “visión para una reforma migratoria” ante la organización NALEO en Orlando, Florida. Sus principios generales para una “reforma migratoria” eran en cierta forma similares a los que manifiesta ahora pero en otros temas era menos radical.

La Opinión estuvo presente en ese evento y cubrió entonces las propuestas de Romney.

Por ejemplo, Romney ofreció cambios al sistema de inmigración legal que supuestamente “cortarían la burocracia que separa familias” y la misma prioridad “para residentes legales que traigan a sus familiares inmediatos que las que reciben los ciudadanos”.

No obstante, esto solo hubiera aplicado a los nuevos inmigrantes legales y no a los que están aquí indocumentados. Romney tampoco ofreció solución para los “dreamers” y apoyó la idea de la “auto-deportación” para los inmigrantes indocumentados.

Su postura de hoy, sin embargo, parece apoyar las ideas de Trump sobre “inmigración en cadena” , que significaría la reducción radical en el número de visas para familiares como padres, hermanos e hijos mayores de edad de ciudadanos estadounidenses.

Como es sabido, ante la elección de 2012, el presidente Obama ofreció la creación de DACA unos meses antes de dicha elección y Romney perdió las elecciones ante el popular presidente.

Romney, quien fue crítico de Trump durante la campaña de 2016, llegando a llamarlo “fraude”, quiere ahora el puesto que deja el republicano Orrin Hatch representando a Utah en el senado federal.

Trump, quien entonces contestó con sus usuales burlas y ataques a Romney, ahora indicó que lo apoyaba para el senado y Romney aceptó su apoyo.

El padre de Mitt Romney, George Romney, nació en México luego que su abuelo escapó a ese país huyendo de las leyes anti poligamia a mediados del siglo 19. Muchos de sus descendientes aún viven en México, aunque el padre de Romney regresó a Estados Unidos cuando era pequeño con su familia, huyendo de la Revolución Mexicana.