En lucha anticorrupción, Ecuador “jamás encubrirá a nadie”, dice vicepresidenta

En su primera gira a EEUU, Vicuña se reunirá con empresarios, mujeres, y la comunidad ecuatoriana en Nueva York
En lucha anticorrupción, Ecuador “jamás encubrirá a nadie”, dice vicepresidenta
La vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña, realiza primera visita de trabajo a EEUU.

WASHINGTON— El gobierno de Ecuador intenta pasar hoja al escándalo de sobornos de la constructora Odebrecht, y, en su “combate frontal” contra la corrupción, “jamás encubrirá a nadie”, afirmó en entrevista la vicepresidenta de ese país, María Alejandra Vicuña.

Vicuña, la segunda vicepresidenta en la historia de Ecuador desde 1996, realiza su primera visita al exterior con una cargada agenda de trabajo, que hoy martes incluye su participación en la Organización de Estados Americanos (OEA) por el 90 aniversario de la Comisión Interamericana de la Mujer (CIM).

En una extensa entrevista con este diario, Vicuña hizo un repaso del panorama actual en Ecuador, y de los pasos del gobierno del presidente, Lenín Moreno, para poner “la casa en orden”.

Vicuña no hizo mención del caso Obedrecht, que atrapó en sus redes y envió a la cárcel a su antecesor, Jorge Glas, pero enfatizó que el gobierno de Quito busca generar una mayor confianza pública en las instituciones.

Una lucha sin titubeos

La lucha anti-corrupción recibió un espaldarazo en la consulta popular del pasado 4 de febrero y, en aras de la transparencia, el gobierno del presidente Lenín Moreno ha declarado un “combate frontal y sin vacilaciones a la corrupción”, aseguró.

“El gobierno nacional no persigue a nadie pero jamás encubrirá a nadie, y es precisamente en el ámbito de la justicia en donde se deben de resolver esos casos sin presiones de ningún tipo”, enfatizó.

Vicuña, que fue una férrea defensora del “correísmo” –las políticas del expresidente Rafael Corea- hizo esas declaraciones mientras la Contraloría General de la República, la Fiscalía y la Asamblea Legislativa de Ecuador han sumado a sus investigaciones por corrupción e irregularidades a exministros y funcionarios que siguen en sus cargos con el nuevo gobierno.

La consulta respaldó la oferta electoral de Moreno de hacer “una cirugía mayor a la corrupción”, en particular la “muerte civil” o prohibición de que funcionarios corruptos puedan volver a postularse a cargos públicos.

La prioridad ahora es continuar un “diálogo nacional” y “tender puentes con los distintos sectores”, dijo Vicuña, quien reemplazó en el cargo hasta 2021 a Glas, sentenciado a seis años de prisión en conexión con la trama de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

Según la también exministra de Vivienda,  poner “la casa en orden” está ligada con una “cruzada” para la reactivación económica a través de más inversiones privadas, tanto nacionales como extranjeras.

Relaciones EEUU- Ecuador

Las relaciones bilaterales sufrieron tirantez bajo el gobierno de Correa, pero Vicuña afirmó que ambos países mantienen relaciones “cordiales” y comparten intereses, especialmente en el área comercial.  Estados Unidos es uno de los principales socios comerciales de Ecuador, con un intercambio comercial que en 2016 totalizó $10,200 millones, según la Oficina del Representante de Comercio Exterior de EEUU (USTR).

Pese a su retórica proteccionista, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva en diciembre pasado que extendió el “Sistema Generalizado de Preferencias” (GSP, en inglés), que otorga preferencias arancelarias a 122 países que no tienen acuerdos comerciales con EEUU, incluyendo Ecuador.

Con esa extensión hasta 2020,  Ecuador seguirá exportando a EEUU unos 200 productos libre de impuestos por un valor de $400 millones anuales.

“Más que sorprender, lo vemos con muy buenos ojos” porque contribuirá a fortalecer el sector productivo, dijo Vicuña, quien aseguró que la meta de Ecuador es fortalecer los nexos comerciales, apoyándose en el “respeto y beneficio mutuo”.

Defensa de los migrantes

Sin mencionar por nombre a Trump, afirmó que han surgido “algunos anuncios que generan una preocupación”, refiriéndose a la retórica anti-inmigrante en algunos sectores de este país.

“Creo que es una preocupación generalizada para América Latina. Los esfuerzos que hace el gobierno nacional a través de la cancillería, los consulados y embajadas van en la línea de protección integral de sus derechos, de un acompañamiento permanente a nuestros migrantes”, incluso en EEUU, manifestó.

Según datos del Censo de 2017, hay unos 712,000 ecuatorianos en EEUU, el segundo grupo sudamericano más grande después de los colombianos.

Vicuña defendió la “Ley de Movilidad Humana”,  considerada una ley “vanguardista” y que entró en vigor en febrero de 2017 para fomentar el libre flujo de bienes y personas porque, según la funcionaria guayaquileña, la migración se debe entender “como un derecho de las personas”.

El gobierno mantiene una política de “puertas abiertas” y de  “acompañamiento” de los migrantes ecuatorianos “en todas las latitudes”, subrayó la vicepresidenta.

Defensa de las mujeres

Psicóloga de profesión y exasambleísta entre 2009 y 2017,  Vicuña, de 40 años, se ha descrito como una feminista y, como tal, defendió los programas para el empoderamiento de las mujeres y para la prevención y erradicación de la violencia de género.

Para Vicuña, el sistema educativo y los medios de comunicación juegan un papel “medular” para romper patrones del machismo y patriarcado que impiden el avance de las mujeres, un fenómeno palpable en otras partes de América Latina.

No podemos concebir el desarrollo, el superar la pobreza, y evidentemente la democracia si la violencia es una de las características de nuestras sociedades, en todas sus formas y particularmente contra las mujeres”, afirmó.

La Asamblea Legislativa aprobó una ley para combatir la violencia de género en Ecuador, donde 6 de cada 10 mujeres han sufrido algún tipo de violencia física, psicológica, sexual y de índole patrimonial.

Aunque el país ha registrado muchas conquistas en estas lides, todavía persisten retos como violencia intrafamiliar contra menores; una baja presencia de mujeres en contiendas a alcaldías y prefecturas; un alto porcentaje de embarazos no planeados entre las jóvenes, y la deserción universitaria, observó.

Fomento de la paz regional

Respecto al panorama regional y la crisis en Venezuela, Vicuña dijo que Ecuador siempre apostará por “la solución pacífica de los conflictos”, y por fomentar el diálogo  entre el gobierno y la oposición.

“América Latina se ha autodefinido como una región de paz, y los esfuerzos en el caso de Ecuador estarán orientados a ese propósito: a la defensa de los derechos humanos, a promover la paz y solución de conflictos en el marco del irrestricto apego al derecho internacional”, y a promover la integración regional en espacios como UNASUR y la CELAC”, dijo.

Vicuña estará en Nueva York entre el miércoles y viernes, con una serie de reuniones con mujeres, empresarios, y dirigentes de la comunidad ecuatoriana, y representantes de la Organización de Naciones Unidas (ONU).