Estos dos televisores inteligentes son vulnerables a la piratería

Las pruebas de seguridad y privacidad en diversas marcas también revelan una recopilación de datos generalizada. Cómo puedes limitar tu exposición
Estos dos televisores inteligentes son vulnerables a la piratería
Cualquier pirata informático podría obtener datos a través de tu TV
Foto: Getty Images

Consumer Reports ha descubierto que los piratas informáticos pueden controlar millones de televisores inteligentes, aprovechando fallas de seguridad fáciles de encontrar.

Los problemas afectan a los televisores Samsung y a otros modelos fabricados por TCL y otras marcas que utilizan la plataforma para teles inteligentes Roku TV, así como también a dispositivos de transmisión continua [streaming] como Roku Ultra.

Hemos descubierto que un pirata informático relativamente poco sofisticado puede cambiar canales, reproducir contenido ofensivo o subir al máximo el volumen, algo que podría ser bastante molesto para alguien que no comprende qué sucede. Esto puede realizarse por Internet y a miles de millas de distancia. (Estas vulnerabilidades no le permitirían al pirata informático espiar al usuario ni robar información).

Los hallazgos formaron parte de una amplia evaluación de privacidad y seguridad dirigida por Consumer Reports sobre los televisores inteligentes de las principales marcas, que también incluyeron a LG, Sony y Vizio.

Las pruebas también revelaron que todos estos televisores generaron inquietudes con respecto a la privacidad al recopilar información bastante detallada de sus usuarios. Los consumidores pueden limitar la recopilación de datos. Pero deben renunciar a muchas de las funciones de los televisores y deben conocer los botones y ajustes adecuados (ver más adelante).

Recopilación de datos en la sala de tu casa

Esta es la primera vez que Consumer Reports ha realizado una prueba basada en el nuevo Estándar digital, que desarrollaron CR en asociación con organizaciones de privacidad y ciberseguridad para ayudar a establecer expectativas con respecto a cómo los fabricantes deben manejar la privacidad, la seguridad y otros derechos digitales.

El objetivo es educar a los consumidores con respecto a sus opciones de privacidad y seguridad e influenciar a los fabricantes a que consideren estas inquietudes cuando desarrollan sus productos.

“El Estándar digital puede utilizarse para evaluar muchos productos que recopilan datos y se conectan a Internet”, comenta Maria Rerecich, que supervisa las pruebas electrónicas en Consumer Reports. “Los televisores inteligentes fueron un punto de partida lógico. Su popularidad crece continuamente y pueden transmitir una cantidad notable de información sobre sus usuarios a los fabricantes de televisores y a sus socios comerciales”.

Los televisores inteligentes representan la porción más importante del mercado de las teles nuevas. De acuerdo con la firma de investigación de mercado IHS Markit, el 69% de todas los televisores nuevos enviados por América del Norte en 2017 tenían conexión a Internet y el porcentaje aumentará en 2018. Ya hay 82 millones de estas televisiones que han llegado a los consumidores.

La conectividad a Internet les brinda un gran atractivo a las televisiones modernas, incluida la capacidad de reproducir contenido a través de aplicaciones populares como Hulu y Netflix y de encontrar contenido rápidamente con comandos de voz.

Pero esa funcionalidad acarrea una gran recopilación de datos. Las teles inteligentes pueden identificar todos los programas que miras con una tecnología denominada Reconocimiento automático de contenido (Automatic content recognition, ACR), del que hablamos por primera vez en 2015. Esa información puede combinarse con otra información del consumidor y utilizarse para publicidades específicas en tu televisor y en teléfonos celulares y computadoras. Por ejemplo, si estás mirando un evento deportivo en particular, podrás ver un anuncio comercial en línea de una marca interesada en contactar a fanáticos de ese deporte.

En 2017, Vizio tuvo problemas con los organismos reguladores federales y estatales por recopilar este tipo de información sin el conocimiento ni consentimiento de los usuarios. La compañía llegó a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) por $1.5 millones de dólares y con el estado de New Jersey por $700,000 dólares. La FTC ha dejado en claro que las compañías necesitan tu permiso antes de recopilar datos de visualización; no obstante, es posible que los consumidores no entiendan los detalles, comenta Justin Brookman, director de privacidad y tecnología en Consumers Union, la división de políticas y movilización de Consumer Reports.

“Durante años, se ha hecho un seguimiento del comportamiento de los consumidores mientras estaban en línea o utilizaban sus teléfonos inteligentes”, indica Brookman. “Pero no creo que muchos quieran que sus televisiones observen lo que ellos hacen”.

Y los fabricantes están buscando convertir las televisiones inteligentes en el elemento central de los hogares cada vez más conectados de los consumidores. Las compañías como LG y Samsung, recientemente, han exhibido televisiones con asistentes digitales integrados que te permiten controlar otros dispositivos inteligentes en el hogar, desde termostatos y cámaras de seguridad hasta lavadoras y bocinas inteligentes.

En una encuesta reciente de Consumer Reports a 38,000 propietarios de teles inteligentes, el 51% se mostró algo preocupado por las implicaciones de privacidad de las televisiones inteligentes y el 62% se mostró algo preocupado por las prácticas de seguridad de sus equipos.

Lo que analizamos

Adquirimos 5 televisiones inteligentes de las marcas con mayores ventas en los Estados Unidos. Al igual que con todos los productos evaluados en el programa de pruebas de CR, compramos nuestras muestras en tiendas minoristas regulares.

Cada equipo que compramos utilizaba una plataforma de televisión inteligente distinta.

De estas televisiones, 2 tenían plataformas de propiedad exclusiva. La televisión Samsung UN49MU8000 incorpora el sistema Tizen de la compañía y la LG 49UJ7700 utiliza el sistema webOS de LG.

Los otros equipos utilizan plataformas de televisión inteligente que se incorporan en diversas marcas. La TCL 55P605 utiliza la plataforma Roku, que también se encuentra en Hisense, Insignia y otras marcas.

La Sony XBR-49X800E utiliza una versión de Android TV de Google, plataforma que también se encuentra en equipos de LeEco y Sharp. Y la Vizio P55-E1 SmartCast TV que probamos utiliza Chromecast, otra plataforma de Google.

No incorporamos nuestros hallazgos de privacidad y seguridad en las calificaciones de Consumer Reports para estas televisiones, y todos estos equipos, excepto el TCL, son modelos recomendados. Pero Consumer Reports planea incluir los resultados de la prueba de seguridad y privacidad en diversos Puntajes globales de productos en el futuro.

Para nuestra evaluación de seguridad, trabajamos con ingenieros de Disconnect, que crea software que mejora la privacidad para los consumidores y es uno de los socios de CR en el desarrollo del Estándar Digital. Realizamos nuestra investigación de privacidad en colaboración con Disconnect y Ranking Digital Rights, otro socio de nuestro Estándar digital. (Como la mayoría de los sitios web, ConsumerReports.org recopila datos de los usuarios. Puedes obtener detalles sobre nuestra política de privacidad y nuestro enfoque hacia la privacidad, incluidas nuestras posturas normativas, aquí).