Para un matrimonio más allá de los errores

Psicoterapeuta comparte algunos secretos que ayudan a edificar una relación de pareja saludable
Para un matrimonio más allá de los errores
En las relaciones saludables quien falla intenta reparar la situación, ya sea con una palabra o una acción a tiempo que prevenga que las emociones negativas escalen a un nivel que quede fuera de control y empiece a minar la relación de pareja.
Foto: Shutterstock

“El amor es un proceso constante de sintonización, conexión y pérdida, así como de una lectura incorrecta de claves, desconexión y reparación, en la búsqueda de una conexión más profunda. Es un baile de reunión y despedida y de un reencuentro minuto a minuto, día tras día”.

Así describe al amor y la relación de pareja la Dra. Sue Johnson, una psicoterapeuta de la University of British Columbia que es bien conocida por su trabajo innovador en el campo de la psicología sobre la vinculación, el apego y las relaciones románticas de los adultos.

La psicoterapeuta Hannah Eaton, con práctica en Seattle (Washington) y vinculada al Instituto Gottman (GI, por sus siglas en inglés, que se dedica a realizar investigaciones para identificar herramientas que mejoran la relación de pareja), está de acuerdo con la psicóloga Johnson en su definición. En sus investigaciones y terapias de pareja hace una comparación de la vida matrimonial con una clase del arte del baile, donde los dos danzantes tienen que aprender a conocerse bien, apoyarse en sus movimientos, confiar el uno en el otro, coordinarse y sobrepasar y pulir cualquier error que frene la coordinación de la danza.

Es así que para que la relación de pareja transcienda más allá de sus imperfecciones y errores en el baile del matrimonio, la Dra. Eaton resalta en uno de sus escritos para el blog de GI estos cinco puntos clave a considerar:

1. Ninguna pareja es perfecta

A simple vista, ya sea en la pista de baile o en la vida cotidiana, toda pareja parece tener una relación perfecta. Pero la Dra. Eaton denota que “en realidad todos nos deslizamos y tropezamos de vez en cuando”.

2.  Cometer errores es normal

Mientras se avanza por la pista de baile del matrimonio es normal cometer errores en la relación. Pero aunque estos son inevitables, la manera como se reacciona ante ellos “es lo que marca la diferencia entre aquellas relaciones que se desmoronan cuando estos se presentan y las que son resilientes y florecen a través de las imperfecciones”.

3. Reconocer cuando se comete el error

“Cuando nos tomamos el tiempo para reconocer que hemos cometido un error, debemos buscar conscientemente las raíces potenciales de este”, resalta la Dra. Eaton.

Y es que cuando se efectúa este sabio ejercicio se desarrolla una mayor autoconciencia para “controlarnos a nosotros mismos”. Igualmente se cultiva la capacidad de elegir sabiamente las palabras, las acciones y los sentimientos positivos en toda interrelación futura a tener con la pareja.

Tomar un momento para hacer una pausa y reflexionar sobre las raíces de nuestro tropiezo es crucial para restablecer nuestro baile [como pareja]”, recalca la experta en comportamiento humano.

4. Reparar el error  

Si bien es normal cometer errores y tener conflictos con el cónyuge, en las relaciones saludables quien falla intenta reparar la situación, ya sea con una palabra o una acción a tiempo que prevenga que las emociones negativas escalen a un nivel que quede fuera de control y empiece a minar la relación de pareja.

¿Cómo hacer una reparación?

La Dra. Eaton dice que los intentos de reparación “varían drásticamente de pareja a pareja y de una situación a otra”. Pero sea cual sea la pareja o la situación, la disculpa verbal es clave, al igual que las acciones que redimen, dejan claro que ambos se encuentran en el mismo equipo (o en la misma pista de baile) y rompen los patrones negativos que arruinan la relación de pareja.

Lo interesante de esta práctica es que, en la medida que se hacen los intentos de reparar de   inmediato cualquier acción que afecta negativamente a la relación, los estudios del IG han demostrado que los cónyuges desarrollan y fortalecen cada vez más sus habilidades para reconocer sus errores, disculparse y reparar sus faltas, algo que los ayuda a recuperarse con rapidez ante cualquier mal entendido o pleito y prosperar como pareja.

5. Continuar bailando

Tras reconocer los errores y hacer las reparaciones correspondientes, se debe seguir bailando con los mejores pasos en la pista de baile de la vida matrimonial.

“Puede que no sea necesario detenerse y tener una conversación prolongada después de cada deslizamiento y error. Cada situación varía mucho”, dice la Dra. Eaton. “A veces, la reparación de un error puede hacerse tan solo con un gesto o una conversación de cinco minutos u otras veces con la ayuda de un psicoterapeuta o una persona de confianza”.

Y a medida que se avanza en la habilidad para reparar los errores y se continúa el baile de la relación matrimonial, tras sus experiencias, los cónyuges fortalecen dos importantes principios que deberían estar presentes en toda relación de pareja.

“Primero, nos enfocamos en mantenernos al ritmo de la música y nuestros valores, y cuando esto ocurre vamos a funcionar más armoniosamente como pareja”, resalta la experta. “Y segundo, en lugar de mirar hacia abajo y tropezar con nuestros pies [mientras se baila], nos enfocamos en mantener nuestra cabeza en alto y nuestros ojos en el otro como el foco central de nuestra visión. Al hacer esto, descubrimos que no solo tropezamos menos, sino que también experimentamos una conexión y sincronía más profunda, que comienza a pulir nuestra danza”.