Presos en México y sin sentencia… ¡por 16 años!

Daniel García y Reyes Alpízar son acusados de matar a una regidora, pero el juez aún no dicta sentencia

MEXICO.- En el ideal del viejo sistema de justicia en este país, Daniel García y Reyes Alpízar deberían aceptar todas las acusaciones que hace la Procuraduría de Justicia del Estado de México y declararse culpables de ser los autores intelectual y material del asesinato de la regidora de Atizapan, María de los Ángeles Tamez.

Pero como no lo hacen, ni pueden recurrir al nuevo sistema de Justicia Penal que da dos años máximo para tener a un implicado en prisión preventiva, ambos acusados llevan 16 años sin sentencia y en la cárcel porque el juez aún no determina si son culpables o inocentes y no hay plazo máximo.

“Ninguna persona en América Latina lleva ese tiempo sin ser condenado o liberado’’, comenta en entrevista con este diario la abogada Aribel García, hija de Daniel García, quien ingresó a prisión cuando tenía 37 años y hoy tiene 53.

“Tras más de 5,800 días de pena sin culpa, seguimos en la lucha por la verdad. Su libertad inmediata es un elemento mínimo de reparación y justicia o, al menos, la posibilidad de que siga el proceso en prisión preventiva’’.

La regidora Tamez formaba parte de una de las familias fundadoras del PAN en Atizapán; Pedro Tamez, el padre, fue candidato por el mismo partido a la alcaldía de ese municipio en 1993 y su madre, Evangelina Pérez, fue senadora.

Ambos coinciden con la versión de las autoridades acerca de que que su hija fue víctima de un crimen político tras descubrir presuntos actos de corrupción de la administración municipal presidida por Antonio Domínguez Zambrano, también de extracción panista, para la cual trabajaban García y Alpizar.

“No tengo ninguna duda de que ellos mataron a mi hija’’, afirmó en entrevista radiofónica Pedro Tamez.

Pero más allá de las sospechas, el caso es que no existe un juicio final en el caso. “Los jueces dicen que los abogados hemos alargado el proceso con recursos legales y es verdad que nos hemos defendido, pero el sistema de justicia alarga todo: tarda en llamar a los implicados, en solicitar un oficio, una medida cautelar hasta un año’’, repara García.

En 2017 el Grupo de Detenciones Arbitrarias de la ONU recomendó su liberación inmediata y reparación el daño de los implicados, pero el pasado 30 de enero, la Jueza Martha Salgado Román, negó la prisión preventiva por otra medida.

“Queremos llegar a un acuerdo y que mi padre siga el proceso en libertad, es lo mínimo que exigimos’’, advierte la abogada.