Reverendo Samuel Rodríguez: las iglesias protegerán “120%” a Dreamers en peligro de deportación

Desde la fundación de EEUU, las iglesias han acompañado y protegido a los inmigrantes

WASHINGTON—Ante el colapso de un acuerdo para DACA y crecientes temores de que también los Dreamers están en la mira de “la migra”,  el reverendo evangélico, Samuel Rodríguez, afirmó este miércoles que las iglesias cristianas estarán listas en un “120%” para dar santuario a los jóvenes indocumentados.

En entrevista telefónica con este diario, Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional Hispana de Liderazgo Cristiano (NHCLC, por su sigla en inglés),  afirmó que la Iglesia “tiene una responsabilidad de proteger a los inmigrantes, de levantar una muralla contra la injusticia”.

Lo voy a decir claro, si llega el momento que las autoridades van a comenzar a deportar a los Dreamers, o a intentarlo, creo que la Iglesia debe involucrarse 120%, abriendo sus puertas, dando santuario para proteger a los soñadores, punto. Vamos a ver qué tipo de encuentro vamos a tener con las autoridades del Gobierno si tratan de entrar a nuestras iglesias para quitarnos a nuestros soñadores, prometió Rodríguez.

Según un informe divulgado el mes pasado, más de mil iglesias participan en el movimiento “santuario” desde que el presidente Donald Trump ganó en 2016, y una vasta coalición de la comunidad de fe realiza protestas, vigilias y actos de desobediencia civil a favor del “Dream Act”.

Más de 1,100 iglesias ofrecen “santuario” en EEUU

Rodríguez explicó que hay iglesias que ofrecen “santuario” en sus instalaciones, mientras que otras mantienen sus puertas abiertas las 24 horas del día para que las familias que estén en peligro de deportación o separación puedan recibir protección.

“La fraseología no es lo más importante. Lo importante es el hecho de que las iglesias están 100% comprometidas para defender y proteger la unidad familiar y nuestros inmigrantes”, subrayó.

Rodríguez indicó que la iglesia no puede quedarse al margen del debate político sobre el futuro del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, porque se trata, sobre todo, de un “asunto de rectitud y justicia”, y la Biblia llama a proteger a los grupos más vulnerables del país.

“La iglesia no puede estar callada en este momento, ni lo ha estado. La Iglesia Católica, y la Iglesia Evangélica han sido las voces que han contextualizado el imperativo moral del asunto de DACA. Las voces más fuertes, más poderosas en este país avazando la causa de los Dreamers, han sido las de los cristianos, católicos y evangélicos unidos, precisó.

En semanas recientes, la NHCLC suscribió una carta abierta al Congreso y la Administración Trump, firmada por centenares de líderes conservadores, abogando por la legalización de los Dreamers.

Su mensaje para los Dreamers fue categórico: “no están solos en esta lucha, Dios está con ellos y tienen el apoyo de toda la comunidad de fe”.

El cristianismo en EEUU, con rostro inmigrante

En plena época de Cuaresma, Rodríguez señaló que la comunidad inmigrante es la que está alimentando el crecimiento de las iglesias católicas y evangélicas, en las bancas, clases de catecismo, y en los altares oficiando misas.

“Si eres cristiano, no importa de qué denominación, el grupo de mayor crecimiento han sido los latinos, los inmigrantes. Son el futuro del cristianismo en EEUU”, subrayó Rodríguez.

Según un informe del Centro de Investigación Pew, cerca de uno de cada cuatro evangélicos perteneció a una minoría en 2014, con un creciente porcentaje de procedencia extranjera,  en contraste con un 19% siete años antes.  Y el 39% de los inmigrantes cristianos profesa la fe católica, adaptando tradiciones de las misas en sus países de origen.

“Esta comunidad es bellísima, con una espiritualidad y un compromiso. Si deportamos a la comunidad inmigrante, estamos deportando y poniendo fin al crecimiento del cristianismo en este país”, advirtió el reverendo.

Al Congreso le falta coraje

Rodríguez argumentó que un acuerdo para proteger a los Dreamers colapsó en semanas recientes en el Senado porque el Congreso padece de una “miopía política” y carece de “coraje y valentía para hacer lo que tiene que hacer”.

“Qué lástima que (los legisladores) estén sacrificando a 1,8 milones de seres humanos creados a la imagen de Dios, sobre el altar de la política. Da vergüenza”, enfatizó.

“El asunto de DACA ni debería ser un debate, porque el 80% de la opinión pública en EEUU apoya su legalización”, señaló.

Rodríguez, pastor de las Asambleas de Dios, hizo historia el año pasado al convertirse en el primer evangélico latino en participar en una investidura presidencial en EEUU, en la que lideró la invocación en la ceremonia en el Capitolio. Lo hizo, explicó en ese momento, porque estaba convencido de que Trump ayudaría a los Dreamers.

Rodríguez participó recientemente en una reunión de líderes conservadores en la Casa Blanca, convocada por Trump para promover su plan migratorio que, a cambio de proteger a 1,8 millones de Dreamers, exige la construcción de un muro fronterizo.