El abuelo Óscar perfila un cumpleaños sin sorpresas

"The shape of water" es la gran favorita, pero la coyuntura de reinvindicación de la mujer favorece a "Three billboards outside Ebbing, Missouri"
El abuelo Óscar perfila un cumpleaños sin sorpresas
Entre las 13 nominaciones de La forma del agua
Foto: Fox Searchlight Pictures / Fox Searchlight Pictures

Noventa años no se cumplen todos los días, mucho menos en una industria que se nutre de las novedades y los estrenos, y donde los errores y fracasos tienen muchas más posibilidades que las glorias, que de paso son efímeras.

¿Quién recuerda cuáles películas, directores y actores ganaron el Óscar apenas la última década? No muchos, más allá de los cinéfilos. De hecho, la mayoría de las nominaciones no corresponden a una taquilla necesariamente popular, ni antes ni después de los galardones. Entre los años 1991 y 2015, sólo 15 de las 25 cintas ganadoras del Óscar a la mejor película superaron los $100 millones de dólares en taquilla, según reporte de la revista Entertainment Weekly.

Las dos últimas galardonadas, Spotlight y Moonlight, tampoco lo lograron. Obviamente popularidad y calidad no siempre van de la mano. Titanic y Forrest Gump están entre las excepciones, pero la coincidencia ha sido escasa esta década. Tampoco para los actores es garantía de más y mejores papeles. Al contrario, muchos han visto un declive tras ganar el Óscar, por diversas razones.

Y sin embargo, todos lo anhelan. Cada año, un domingo a finales del invierno boreal, millones de personas alrededor del mundo se detienen para la gala del premio fílmico más apetecido. Pero la verdad, la mayoría lo ve más por el espectáculo –alfombra roja, trapos, peinados, parejas, coreografías, discursos- que por las películas, y menos los documentales y cortometrajes.

Este 2018, la 90ma edición del Óscar se realiza con una semana de retraso. Así sucede cada cuatro años, para no coincidir con la ceremonia de clausura de las olimpíadas de invierno. En la práctica ello significa una semana adicional para hacer campaña en busca de votos y preparar el espectáculo, con toda la sensibilidad que implican este año las polémicas por abuso sexual y discriminación salarial que estallaron desde octubre en Hollywood, expandiéndose además a otras industrias.

Finalmente este domingo 4 de marzo cerrará la temporada de premios con el más importante. Las coincidencias en los últimos meses dejan poco espacio para las sorpresas en los resultados, si bien el espectáculo tiene todo servido para la polémica por los escándalos que han sacudido la industria cinemetográfica, además del siempre inquieto inquilino de la Casa Blanca.

Aunque nunca se sabe qué puede suceder –incluyendo ser ganador sólo por unos segundos por error de los presentadores como el año pasado-, así se perfilan los principales trofeos:

ACTRIZ PRINCIPAL: Margot Robbie y Sally Hawkins realizaron los papeles más exigentes, pero las encuestas apuntan a que Frances McDormand ganará su segundo Oscar, que se unirá a los cuatro de su esposo, el director y guionista Joel Coen. Sólo Saoirse Ronan podría sorprender, mientras Meryl Streep seguirá reinando con su récord de nominaciones histriónicas, sin quien le llegue ni de lejos: suma 21 en 40 años, es decir, desde 1978 prácticamente las otras actrices han contado con un cupo menos para el Óscar.

ACTRIZ de REPARTO: Allison Janney no ha dado respiro. Aunque Laurie Metcalf, veterana de Broadway, podría ser la oportunidad de que Lady Bird no se vaya volando en blanco.

Frances McDormand y Sam Rockwell han arrasado con los galardones esta temporada con “Three billboards outside Ebbing, Missouri”

ACTOR PRINCIPAL: Gary Oldman es quizás el Óscar más seguro del año en su rol del gran Primer Ministro británico. Lidera sin ninguna duda, excepto ante los fanáticos jóvenes de Timothée Chalamet y Daniel Kaluuya, que tal vez ni saben quién fue Winston Churchill…

ACTOR de REPARTO: Willem Dafoe fue favorito por varias semanas, pero Sam Rockwell se ha alzado con todos los premios en un personaje policial de retos. Difícilmente se le escape éste.

Gary Oldman, irreconocible como Winston Churchill, tiene el Óscar casi asegurado

DIRECTOR: el mexicano Guillermo del Toro es otro ganador cantado. Aunque Christopher Nolan tiene con qué para sorprender.

GUIÓN ORIGINAL: un rubro complicado. Aunque Three billboards outside Ebbing pareciese liderar, no fue nominada al premio del sindicato de escritores donde, para enredar más el papagayo, las favoritas Lady Bird y The shape of water perdieron ante Get Out. Todo un batacazo digno de un guión original con giros y complicaciones.

GUIÓN ADAPTADO: Call me by your name hará que James Ivory finalmente se alce con el Oscar. A sus 89 años, casi la misma edad del premio, empataría como el ganador de más edad en la historia.

PELÍCULA DEL AÑO: The shape of water luce más sólida que líquida. Aunque Three billboards ha venido subiendo fuerte en las apuestas. ¿Y alguien se acuerda de Dunkirk? Por meses fue la gran favorita… En lo que va de esta década ya casi moribunda, sólo en cuatro ediciones la Academia ha coincidido en premiar la dirección y la producción de la misma cinta, algo que antes era una regla casi sagrada. ¿Se mantendrá la tendencia salomónica de honrar por separado?

Como director, guionista y productor, el mexicano Guillermo del Toro podría llevarse tres trofeos

LENGUA EXTRANJERA: este comité es uno de los más serios de la Academia y al ser pocos los votantes las sorpresas tienen más posibilidad. Este año no hay ninguna película favorita, cualquiera puede llevarse el trofeo a su país, aunque los rumores apuntan hacia The Square (Suecia) y Una mujer fantástica (Chile). Pero las otras no corren lejos: Loveless (Rusia),  On body and soul (Hungría) y,  la mejor, El insulto (Líbano).

Chile aspira a la gloria con “Una mujer fantástica”, una historia de transexualidad.

El largometraje sueco “The Square” puede resultar grotesco para algunos, pero suma una racha de premios

LARGOMETRAJE ANIMADO: Coco luce imbatible en esta categoría, que justo este año aumentó de apenas 200 a 7 mil el número de habilitados para sufragar (siempre y cuando asistan a las proyecciones). Pero si de calidad se trata, Loving Vincent merece sorprender, siendo la primera cinta animada al óleo. Cada cuadro de la película fue pintado a mano y su aproximación a la vida y muerte del pintor Van Gogh es muy original y nada infantil, como suele suceder en este rubro.

No hay que olvidar la otra acera: el 3 de marzo se anuncian los ganadores de la Frambuesa/Razzies a lo peor del año, en la víspera del Óscar, como ya es costumbre. Uno no evita el otro. De hecho, en 2010 Sandra Bullock fue seleccionada la peor y mejor actriz un mismo fin de semana y tuvo la valentía de ir a recibir ambos galardones.

Todo, absolutamente todo, es relativo. Mucho más en el cine.

“Coco” compite como cinta animada y por la canción “Remember Me”.

Saoirse Ronan, nominada como protagonista de “Lady Bird”, también participó en “Loving Vincent”

Meryl Streep suma 21 nominaciones en 40 años. Desde 1978 prácticamente las otras actrices han contado con un cupo menos para el Óscar.
Todo apunta a que James Ivory finalmente ganará el Óscar, a los 89 años, casi la misma edad del premio.