Foto: Este habría sido el aspecto real de Jesús (y no se parece en nada al que conocemos)

Una profesora de estudios religiosos de una prestigiosa universidad de Londres, asegura que con base en diversos estudios antropomórficos, Jesucristo tenía un aspecto muy diferente al que nos han mostrado
Foto: Este habría sido el aspecto real de Jesús (y no se parece en nada al que conocemos)
El verdadero Jesús distaría mucho de esta imagen.
Foto: Shutterstock

La gran mayoría de los católicos (y de los que no lo son) tienen una imagen clara de cómo era Jesús: un hombre de tez blanca, de cabello rubio, con ojos claros y alto, porque así nos lo ha mostrado los iconos religiosos a lo largo de todo este tiempo.

Sin embargo, una historiadora llamada Joan Taylor, quien es profesora de estudios religiosos en el King’s College de Londres, Inglaterra, ha publicado recientemente en su libro “What Did Jesus Look Like?”, muestra una imagen totalmente diferente de Jesús a la que todos tenemos en mente.

Según un artículo publicado en LiveSciente, Taylor asegura que Jesús medía aproximadamente 1.64 metros, la estatura promedio de un hombre adulto en aquel tiempo, un número que sacó luego de estudiar restos de personas que vivieron en Judea y Egipto en las mismas épocas que él.

También, la profesora cree que sus ojos eran de color marrón, que tenía el pelo negro y piel morena clara, una imagen totalmente diferente al arquetipo europeo que se hizo del predicador. Otro aspecto es el largo del pelo y la barba, los cuales las habría llevado cortos y no largos, por cuestiones de higiene.

Acerca de su vestimenta, Taylor considera que es muy probable que usara un taparrabos y una túnica de lana sin teñir que mostraba sus piernas, así como un manto o tipo capa para resguardarse del frío, y no andaría del todo limpio, pues en ese tiempo, las telas eran muy caras. “Creo que reconoceríamos a Jesús simplemente  como a alguien de apariencia muy pobre”, afirmó.

Las investigaciones de Taylor difícilmente servirán para borrar la imagen que se ha ido forjando de Jesús a lo largo de la historia, pero la autora espera que su libro sirva de inspiración para generar nuevas representaciones de esa figura religiosa basadas no en mitos sino en hallazgos históricos.