Puerto Rico anunciará plan de racionamiento del agua a partir de la próxima semana

El racionamiento podría hacerse efectivo a partir del 22 de marzo
Puerto Rico anunciará plan de racionamiento del agua a partir de la próxima semana
Los niveles de agua han bajado en la represa Guajataca. EFE

El plan de racionamiento de agua potable que afectará a unas 200,000 personas del noroeste de Puerto Rico que se sirven del lago Guajataca será anunciado la próxima semana, reveló hoy el presidente de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Elí Díaz Atienza.

Dijo que la posible fecha para comenzar las interrupciones en el servicio será el 22 de marzo.

“Ya para la semana que viene estaremos comunicando un plan de racionamiento más concreto y más coordinado con los alcaldes, que afecte a la ciudadanía lo menos posible”, afirmó el funcionario en entrevista radial (WKAQ 580 – Univision Radio).

La información la dio a conocer luego de que endi.com revelara ayer que los residentes de Isabela, Aguadilla, San Sebastián, así como partes de Aguada y Rincón, experimentarán un racionamiento de agua potable, posiblemente a mediados del próximo mes, ante los niveles de alerta que se encuentra el lago.

El alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri, explicó que el bajo nivel de Guajataca se debe a que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, en inglés) continúa extrayendo agua del lago para realizar sus trabajos de reparación de la represa, mientras se registra una sequía de lluvia en los ríos de Lares y San Sebastián, los cuales le inyectan agua al lago.

Aunque Díaz Atienza no precisó el plan de racionamiento, indicó que en esta primera etapa que implementarán busca evitar un impacto a las zonas industriales, a las escuelas, los hospitales “y las áreas que son primerias para el servicio a la ciudadanía”.

La represa de Guajataca presentó una falla tras el paso del huracán María que ponía en riesgo la vida de unas 114 familias de Isabela que viven en la rivera. Estos residentes fueron desalojados de sus hogares por varias semanas en medio de la emergencia. Tras la intervención del Usace, encargados de la reparación, pudieron retornar a sus viviendas.