Cadena perpetua para el californiano que inspiró la Ley Three Strikes

La condena por violencia doméstica de Douglas Walker constituye su tercer delito grave.

Douglas Walker, el criminal de Fresno, California, que inspiró la Ley Three Strikes fue sentenciado a cadena perpetua por el juez Kent Hamlin el lunes. El motivo es que su caso de violencia doméstica contra su novia (quien murió por sobredosis antes del juicio) constituye su tercera convicción de delito grave, lo que lleva a una cadena perpetua automática en California debido a la mentada Ley Three Strikes.

En 1992, Walker se declaró culpable de robo a cambio de la eliminación de los cargos de homicidio por la muerte de Kimber Reynolds, de 18 años, lo que llevó al padre de la chica a lanzar una campaña para calificar una medida electoral que exigiera penas más severas en California para reincidentes. Así, en 1994 se aprobó que los delincuentes profesionales fueran condenados a cadena perpetua tras cometer tres delitos graves.

“Desgraciadamente, no todo el mundo responde bien a la rehabilitación, creo que él es clara evidencia de ello”, dijo Mike Reynolds. Y las estadísticas lo apoyan: el 56.9% de los delincuentes liberados de la cárcel vuelve a la misma por nuevos crímenes, según el Departamento de California de Correcciones y Rehabilitación.

La fiscal Kelly Smith puntualizó que, desde diciembre de 1992, Walker sólo ha pasado dos años fuera de prisión. Los antecedentes penales de Walker incluyen condenas por robo e intento de robo, así como violaciones múltiples de la libertad condicional.

Waker, que ahora cuenta 53 años, podrá solicitar la liberación bajo el programa de libertad condicional para personas mayores, pero no hasta dentro de 25 años.