Cierra hospital de Long Beach por falla sísmica

El Centro Médico Comunitario no tiene los fondos para pagar las reparaciones que requiere su edificio

Sin poder costear las gastos de preparar su inmueble ante un terremoto – luego que un informe encontró una falla sísmica justo en su propiedad – el Centro Médico Comunitario de Long Beach anunció que cerrará en cuatro meses.

El propietario del hospital, Memorial Care Health System, reveló en noviembre que un estudio sísmico había encontrado una falla activa en sus terrenos, y que no podría cumplir con los requisitos de cumplimiento de seguridad contra temblores para el 30 de junio de 2019, cuando tendría que dejar de operar.

Esa noticia condujo a una “creciente salida del personal que busca oportunidades a más largo plazo”, según el hospital, lo que llevó a los funcionarios a enviar un aviso de rescisión del alquiler de 120 días a la ciudad, la cual es propietaria del terreno.

“Exploramos exhaustivamente todas las opciones para continuar las operaciones en el Centro Médico Comunitario como un hospital de cuidados intensivos. Esto no fue posible debido a que gran parte de las instalaciones tendrían que ser demolidas, con el resultado de un pequeño hospital de 94 años de antigüedad con no más de 20 camas de cuidados agudos, lo que no permitiría operaciones de cuidados agudos viables”, dijo John Bishop, director ejecutivo del Centro Médico Comunitario de Long Beach.

El alcalde de Long Beach, Robert García, también lamentó el cierre del nosocomio.

“Estamos explorando toda posibilidad para mantener una sala de emergencia y hospital en el sitio, incluyendo leyes estatales, otros operadores, y una potencial solución a los desafíos sísmicos”, indicó en un comunicado.