Nueva prueba de seguridad en la estación 7th/Metro

Es la tercera prueba de tecnología de seguridad de Metro en el centro de Los Ángeles en los últimos meses
Nueva prueba de seguridad en la estación 7th/Metro
La tecnología está diseñada para identificar objetos ocultos mediante el análisis de ondas emitidas naturalmente por el cuerpo humano

La Administración de Seguridad del Transporte (TSA), en asociación con la Autoridad Metropolitana de Transporte de Los Ángeles (LA Metro), ha probado entre ayer y hoy en la estación 7th/Metro una nueva tecnología diseñada para detectar chalecos suicidas y otras armas ocultas en la ropa. El sistema mide las ondas que el cuerpo emite naturalmente para detectar amenazas metálicas y no metálicas, incluyendo armas de fuego y explosivos. Una prueba similar se realizó la semana pasada en la concurrida estación Penn de Nueva York.

Esta es la tercera prueba realizada por Metro en el centro de Los Ángeles en los últimos meses, ya que Metro trabaja de manera agresiva para probar nuevas tecnologías que ayuden a enfrentar las amenazas de seguridad emergentes.

Aquí está la traducción del comunicado de prensa emitido ayer por TSA y Metro:

LOS ANGELES – La Administración de Seguridad del Transporte (TSA) en asociación con la Autoridad Metropolitana de Transporte de Los Ángeles (LA Metro) probó hoy una nueva tecnología de detección de pasajeros diseñada para detectar chalecos suicidas y otras armas metálicas y no metálicas ocultas en la ropa de una persona en un contexto concurrido de transporte.

La tecnología está diseñada para identificar objetos ocultos mediante el análisis de ondas emitidas naturalmente por el cuerpo humano. Cuando un objeto está escondido en la ropa de una persona o atado al cuerpo, estas ondas son bloqueadas.

La tecnología genera un avatar genérico de la persona que se ve como un “fantasma verde”, con una mancha negra en el área del cuerpo donde se oculta el elemento. La unidad no emite ningún tipo de radiación y no se muestran detalles anatómicos.

“TSA se complace en asociarse con L.A. Metro para evaluar las capacidades de esta tecnología de seguridad”, dijo Keith Jeffries, Director de Seguridad Federal de la TSA en Los Ángeles. “Continuaremos buscando soluciones innovadoras para mantener a los viajeros a salvo de explosivos y otras amenazas, independientemente del modo de transporte”.

“Metro está continuamente buscando las últimas tecnologías avanzadas para aumentar su sólida postura de seguridad en el sistema de tránsito del condado de L.A.,” dijo Alex Wiggins, Jefe de Seguridad de Sistemas y Oficial de Aplicación de la Ley de Metro. “Nuestra asociación con TSA nos brinda la oportunidad de probar sistemas de selección de pasajeros múltiples específicamente para aplicaciones de tránsito de cara a ayudar a mantener seguros a nuestros clientes”.

En última instancia, este tipo de tecnología ayudará a proteger las agencias de tránsito y otros lugares de transporte de las amenazas terroristas. Para esta demostración, el sistema es operado por los empleados de la agencia, no por TSA. Sin embargo, TSA suministra el equipo para las pruebas.

El sistema fue probado en estación 7th Street / Metro Center. Durante la fase de prueba, la participación de los transitantes es voluntaria.

El equipo es móvil, lo que brinda a las agencias la flexibilidad para operar en una variedad de ubicaciones según sea necesario. Se opera a través de una computadora portátil y se ha probado en una variedad de lugares en las costas este y oeste.