La voz de las inmigrantes se escucha en el Día Internacional de la Mujer

Exigen respeto, no tener miedo pero también piden no parar de luchar y pelear por sus derechos
La voz de las inmigrantes se escucha en el Día Internacional de la Mujer
Cientos de reunieron en el centro de Los Ángeles. / Foto: Aurelia Ventura.

Alondra Becerra una joven estudiante universitaria de la carrera de literatura en inglés, bailarina, y quien tiene dos empleos, uno como mesera y otro sirviendo café, se dio tiempo en su apretado horario para asistir y encabezar una marcha en el centro de Los Ángeles para celebrar el Día Internacional de la Mujer.

“Estoy aquí por mi mamá que me crió siendo una madre soltera y enferma. Ella es una inmigrante mexicana que me inspiró a luchar por la gente. Estoy aquí por las madres y las mujeres que no saben que tienen derechos y no salen a pelear. Por ellas, estoy aquí”, dijo Becerra mientras se colocaba al frente de los marchistas con una larga manta que decía “Huelga Internacional de Mujeres”.

“Sí a los inmigrantes; afuera los racistas”, rezaba uno de los carteles de la marcha. / Foto: Aurelia Ventura

A los inmigrantes como su madre, les dijo que tengan paciencia, que sigan luchando porque el cambio va a llegar. “Yo ya cumplí 21 años y voy a ayudar a mi madre con su papeles”, señaló.

Esta joven activista fue parte de la festiva demostración y marcha que al caer la tarde reunió a unas 300 mujeres. Armadas con pancartas y mantas con mensajes contra la desigualdad, la pobreza, la violencia, criminalización y discriminación, cantaban, bailaban y oraban. El grupo salió del edificio federal en el centro de Los Ángeles para recorrer algunas calles de alrededor.

Alondra Becera, una joven estudiante y trabajadora que participó en la lucha por el aumento del salario mínimo a 15 dólares por hora en Los Ángeles fue parte de las oradoras en el Día Internacional de la Mujer. (Araceli Martínez/La Opinión).
Alondra Becera, una joven estudiante y trabajadora que participó en la lucha por el aumento del salario mínimo a 15 dólares por hora en Los Ángeles fue parte de las oradoras en el Día Internacional de la Mujer. (Araceli Martínez/La Opinión).

Son parte de un movimiento mundial

Angela Sambrano, presidenta de la junta directiva de CARECEN y activista por los derechos los inmigrantes dijo que se unieron para celebrar a las mujeres como lo hicieron las féminas de más de 52 países por todo el mundo.

“Mi mensaje para las mujeres inmigrantes es que demandemos un alto a las deportaciones, a la separación de nuestras familias y que nos mantengamos unidas y apoyemos que California siga siendo un estado Santuario para que las policías y empleados de gobierno no colaboren con el Servicio de Migración y Aduanas (ICE)”, sentenció.

Y añadió que no es posible que los padres inmigrantes tengan miedo de llevar a sus niños a la escuela, al hospital o simplemente ir a comprar la comida. “Estamos luchando por mantener a nuestras familias unidas”, enfatizó.

Sambrano urgió a las familias inmigrantes a no dejar de luchar. “Sepan que no están solas. Estamos luchando por asegurarles un debido proceso porque solamente unidos vamos a cambiar el sistema racista, xenofóbico y patriarcal que ha producido a alguien como el presidente Trump que no quiere a los inmigrantes y solo le interesa proteger a los ricos a espaldas de los pobres, trabajadores y mujeres”, afirmó.

Angela Sanbrano, activista por los derechos de los inmigrantes y Edith Anderson Hernández, participaron en la marcha por el Día Internacional de la Mujer. (Araceli Martínez/La Opinión).
Angela Sanbrano, activista por los derechos de los inmigrantes y Edith Anderson Hernández, participaron en la marcha por el Día Internacional de la Mujer. (Araceli Martínez/La Opinión).

Tepesianos en la lucha

Edith Anderson Hernández, una inmigrante de El Salvador llegó a la marcha con cartelones alusivos a la defensa del Estatus de Protección Temporal (TPS), el programa que permite que los salvadoreños y otros inmigrantes puedan vivir y trabajar en el país. El presidente Trump puso como fecha límite para acabar con el TPS para los salvadoreños, septiembre de 2019.

“Tengo un hermano, un cuñado, mis sobrinos y mucha familia con el TPS. Necesito a mi familia”, clamó Anderson Hernández sin soltar su pancarta.

Pidió a los beneficiados con el TPS, no tener miedo y mantenerse unidos.

“Es la única manera que tenemos de lograr cambios. Estamos en este país por muchas razones. Los inmigrantes traemos una historia muy dura. Yo dejé a mis hijos de menos de 4 años, 8 y 9 años para venir aquí y que tuvieran para comer”, dijo.

La activista transgénero Jennicet Gutiérrez de la organización Familia TQLM habló de las injusticias que sufren las mujeres transgéneros. (Araceli Martínez/La Opinión).
La activista transgénero Jennicet Gutiérrez de la organización Familia TQLM habló de las injusticias que sufren las mujeres transgéneros. (Araceli Martínez/La Opinión).

Transgéneros presentes

Jennicet Gutiérrez una mujer transgénero, inmigrante mexicana y activista para el movimiento de Liberación de los Trans Queer “Familia TQLM’ tuvo oportunidad de tomar el micrófono durante la demostración.

“Como mujer transgénero es muy importante estar presentes para decirles a las compañeras y mujeres en general que somos partes de la lucha y no debemos tolerar injusticias, violencia, discriminación y ataques, día tras día”, aseveró.

Remarcó que es importante que la voz de la mujer transgénero se escuche en el Día Internacional de la Mujer porque ellas también sufren mucha violencia, rechazo e injusticias.

“Yo quiero decirle a las transgéneros y a todas, que hay mujeres fuertes y poderosas, luchando para que no sigan sufriendo y poner alto a los abusos ya sea en los centros de detención, las cárceles o al ser rechazadas por sus familias”, dijo.

Gutierrez recalcó que la marcha por el Día Internacional de la Mujer es una oportunidad de mostrar la unión en la resistencia. “Sigan con toda su dignidad día con día. ¡Somos seres humanos y merecemos respeto!”, destacó.