Editorial: Libertad para Emilio Gutiérrez

El periodista mexicano ha pedido asilo político y le fue negado
Editorial: Libertad para Emilio Gutiérrez
El periodista mexicano Emilio Gutierrez, amenazado en México y arrestado por ICE con intención de deportarlo a ese país (Foto: National Press Club)

Emilio Gutiérrez Soto tiene todo en su contra, según los valores de la administración Trump. Es periodista, mexicano y un indocumentado que pide refugio.

Estos prejuicios hacen que Gutiérrez Soto, así como su hijo adolescente, esté detenido por las autoridades de inmigración. Nos unimos a todas las voces que exigen su liberación mientras continúa su proceso de apelación.

El periodista escribió en 2008 una serie de artículos en El Diario de Juárez, Chihuahua, sobre la corrupción y la intimidación del Ejército a la población de Palomas, en el municipio de Ascensión. La autoridad militar le advirtió que no siguiera escribiendo del tema. Más tarde, allanaron y destruyeron su hogar con la excusa de buscar armas y drogas que nunca hallaron. Gutiérrez Soto tenía motivos muy concretos para temer por su vida y huir hacia Estados Unidos.

México es el país del mundo con más periodistas asesinados, que no pasa por una guerra. La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos estimó que en 2017 por lo menos mataron a 17 periodistas, siendo Chihuahua uno de los Estados con más violencia.

El periodista, con su hijo, pidió el refugio político, mientras que operaba un camión de comida en Las Vegas, New Mexico. En noviembre del 2017 le fue negada la solicitud de refugio político. Padre e hijo fueron arrestados y separados para su deportación. Todo quedó paralizado cuando la Junta de Apelaciones de Inmigración decidió reconsiderar su caso.

Lo normal es que ambos sean puestos en libertad bajo palabra mientras sigue el caso. En cambio, las autoridades de inmigración los tiene detenidos por considerarlos un riesgo de fuga.

No hay ningún motivo para pensar ambos huirán si están libres. Durante muchos años Gutiérrez Soto tuvo un comportamiento impecable, cumpliendo sus obligaciones ante las autoridades. No es un delincuente, mostró ser una persona honesta que huye de la persecución.

Los motivos de su partida están justificados.

El mismo Subsecretario de Estado del Buró para la Democracia, Derechos Humanos y Laborales, Scott Busby, envió en febrero una carta al panel de apelaciones explicando el peligro por el que pasan los periodistas mexicanos.

Allí relata el caso de la periodista Miroslava Breach, de La Jornada y Norte de Chihuahua, que fue asesinada mientras preparaba a su hijo para llevarlo a la escuela. La carta del funcionario indica que tanto el alcalde como los políticos locales pudieron jugar un papel en el homicidio.

El presidente Trump piensa que los periodistas son “enemigos del pueblo”, que los inmigrantes mexicanos son unos delincuentes y da rienda libre a ICE. Esto crea una dinámica injusta que tiene encerrado a un periodista con problemas de salud. Esta es una injusticia inadmisible.

¡Libertad para Emilio Gutiérrez Soto y su hijo!