Los peligros del maquillaje

Recomendaciones generales para evitar alergias e infecciones ocasionadas por el uso de cosméticos
Los peligros del maquillaje
Toda brocha, pincel o esponja que se use para el maquillaje debe limpiarse y lavarse con frecuencia.
Foto: Shutterstock

Desde tiempos remotos, los maquillajes se crearon para resaltar las facciones, lucir más atractiva y mejorar la apariencia de la piel al disimular cualquier imperfección.

Sin embargo, en muchas ocasiones, en lugar de embellecer estos productos ponen en peligro la salud de ojos, labios y piel, debido a su mal uso, mal cuidado, poco conocimiento de los ingredientes con los que fueron elaborados y falta de cambio.

Para prevenir estos problemas, tanto la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) como la Academia Americana de Oftamología (AAO) ha establecido los siguientes lineamientos para el uso seguro del maquillaje:

1. Leer bien la etiqueta del producto para saber cómo aplicarlo y qué advertencias tiene para su uso.

2. Lavarse bien las manos antes de aplicar el producto.

3. Limpiar los utensilios del cosmético después de cada uso  y cerrar bien su envase.

4. No guardar los maquillajes en lugares donde la temperatura sea mayor de 85 grados Fahrenheit y no exponerlos a temperaturas extremas.

5. Deshacerse de los maquillajes que presenten alteraciones en su color u olor.

6. Revisar periódicamente los cosméticos y arrojar a la basura aquellos cuya fecha de uso ha caducado. Los maquillajes vencidos pueden provocar alergias e infecciones en ojos y rostro en general.

7. Leer bien la etiqueta al momento de comprar un maquillaje, como el rímel o el delineador de ojos, por ejemplo, para estar seguro de que no contiene componentes químicos que afectan a la piel o los ojos, como sería el caso del solvente isododecano, pigmentos y polímeros fijadores, formadores de película, así como  conservantes y ceras de origen animal, vegetal y mineral.

8. Cambiar cada tres meses el rímel y los delineadores líquidos.

9. Aplicar el lápiz delineador solo en la base de las pestañas y nunca en el interior del ojo.

10. Evitar los maquillajes “glitter” (metálicos), en polvo o hojuelas, si se tiene el llamado “ojo seco”. Los segundos suelen ser culpables de irritaciones e infecciones en la córnea, especialmente en personas que usan lentes de contacto.

Las personas con ‘ojo seco’ no deben usar los maquillajes tipo ‘glitter’. /Shutterstock

11. Suspender el uso de cualquier maquillaje si ocasiona alguna erupción, irritación o reacción. Si el  problema persiste, se debe ir al dermatólogo lo más pronto posible.

12. No aplicar en los párpados cosméticos que no estén indicados para su uso en esta zona.

13. No añadir agua ni saliva al rímel; podría añadirle gérmenes.

14. Nunca teñir las pestañas. A la fecha, la FDA no ha aprobado el uso de ningún tinte para esto.

15. No usar maquillaje al tener una infección en los ojos. En caso de tenerla, echar a la basura el maquillaje para los ojos que se estaba usando, ya que pudo ser el causante de la infección.

16. Nunca compartir el maquillaje. Este mal hábito es el causante de la transmisión de enfermedades como la conjuntivitis y los fuegos labiales, también conocido por el nombre de  herpes labial.

17.  No aplicarse los productos que las tiendas tienen como muestras para el uso libre de sus clientes.

18. Evitar el uso de cosméticos grasosos si se tiene acné. Estos pueden empeorar el brote.

19. Lavar y limpiar con frecuencia las esponjas, cepillos y brochas que se usan para maquillar pestañas, cejas y rostro.

20.  Evitar el uso en exceso de los cosméticos que se aplican en toda la piel del rostro para mejor su  mejor apariencia, ya que esto puede bloquear los poros y generar barros y espinillas, cuando no se remueve adecuadamente el maquillaje cada noche, antes de ir a la cama.

Llamados de alerta

La FDA ofrece estas alertas para tener en cuenta al momento de comprar o tener una reacción o irritación con el uso de un cosmético.

Al leer su etiqueta

Hay que entender que  la siguiente terminología no siempre es tan segura :

Hipoalergénico. La FDA alerta que cuando el producto incluye en su etiqueta esta palabra no necesariamente significa que no causará reacciones alérgicas, ya que su dependencia no tiene definido este término.

 Orgánico o Natural. El origen de los ingredientes no determina su seguridad, dice la FDA. Por lo tanto, no hay que presumir que los productos que incluyen en su etiqueta estas dos palabras son más seguros que otros que contienen ingredientes procedentes de otras fuentes. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) define lo que significa un cosmético etiquetado como “orgánico”, pero no existe ninguna definición formal del USDA o de la FDA para el término “natural”.

 Fecha de caducidad. La ley no requiere que los cosméticos tengan una fecha de caducidad. No obstante, un producto cosmético puede dañarse si se guarda de forma inadecuada, por ejemplo, en un lugar demasiado caluroso o húmedo.

Para saber cuánto tiempo tienen los cosméticos que se poseen, la FDA recomienda escribir en el envase la fecha en que compra y abre y arrojar el producto a la basura cundo se nota que ha cambiado de olor o color, o que su componente líquido se separó del sólido.

Al sufrir una reacción adversa 

En estos casos se recomienda ponerse en contacto con:

  • El Centro para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición Aplicada (CFSAN) de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), (301) 436-2405 y CAERS@cfsan.fda.gov.
  • La empresa que fabrica el cosmético o producto de belleza.