Ciudad de Long Beach enfrenta aumento de casos de enfermedades de transmisión sexual y VIH

La ciudad tiene la segunda tasa más alta de clamidia y la tercera tasa más alta de gonorrea y sífilis en California
Ciudad de Long Beach enfrenta aumento de casos de enfermedades de transmisión sexual y VIH
Los alumnos del ArtCenter, en Pasadena, presentan sus ideas para frenar la crisis de la salud pública.
Foto: Captura de Pantalla / ArtCenter College of Design

A nivel nacional, las tasas de enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluidas la clamidia, la gonorrea y la sífilis, van en aumento.

Dicho aumento es especialmente alarmante en California, donde las tasas de ETS son más altas que el promedio nacional.

De acuerdo con funcionarios de salud, las tasas de sífilis son particularmente preocupantes, ya que una mujer embarazada que esté infectada puede pasar la enfermedad a su bebé. La sífilis congénita puede provocar deformidades óseas, ceguera y pérdida auditiva. En 2012, la tasa de sífilis congénita fue de 6.6 por cada 100,000 nacimientos vivos en California; en 2016, saltó a 42 por cada 100,000 nacimientos vivos. Actualmente, California tiene la segunda tasa más alta de sífilis congénita en todo el país.

Asimismo, la ciudad de Long Beach ha visto una cantidad récord de casos de ETS. Hoy día Long Beach tiene la segunda tasa más alta de clamidia y sífilis y la tercera tasa más alta de gonorrea en el estado. Las tasas de personas que fueron recientemente diagnosticadas con VIH también se han disparado.

Los funcionarios del Departamento de Salud Pública de California no precisan a qué se deben los aumentos, pero estiman que se pueden atribuir a varios factores, incluidos cambios en los comportamientos sexuales y evidencia de que los condones no se usan debidamente.

Dado que las tasas de ETS son más altas entre jóvenes entre  de 15 y 24 años, la ciudad decidió acudir a estudiantes de arte para afrontar el problema, en lugar de una consultoría tradicional.

A los alumnos que cursan la materia “Designmatters” del Colegio de Diseño ArtCenter, en la ciudad de Pasadena, se les encargó buscar la manera de frenar la crisis de salud en Long Beach.

Para abordar la tarea, los estudiantes primero aprendieron todos los síntomas de ETS. Luego platicaron con decenas de personas, tanto en las calles como en las redes sociales. En lugar de un examen, los alumnos tuvieron que presentar campañas de concientización. En sus reuniones con funcionarios de la ciudad de Long Beach, informó Los Angeles Times, los estudiantes exhibieron mensajes directos y, a menudo, humorísticos que se pueden difundir por medio de murales, camisetas, calcomanías y las redes.

Ante todo, el trabajo de alumnos anima al público a no confiar su salud a nadie y hacerse cargo de sus cuerpos. Una de los artículos diseñados es una carta en la cual una joven explica cómo llegó a estar infectada. Esta lee: “Yo estaba con él por mucho tiempo antes de darme cuenta. Estaba segura que no tenía nada. No es como que andaba acostándome con varias personas sin usar condón…Cuando sucedió, fue sorprendente y doloroso. Me mintió alguien que fue mi pareja por muchos años, a quien amaba y en quien confiaba”.