DHS prepara campaña nacional contra la violencia en las escuelas

La masacre en una escuela secundaria en Florida ha sido el detonante de un movimiento estudiantil contra las armas
DHS prepara campaña nacional contra la violencia en las escuelas
El DHS está formando alianzas con diversas autoridades policiales locales y estatales y equipos de respuesta a emergencias.

WASHINGTON— El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) delineó este lunes una serie de  medidas para combatir la violencia de las armas en las escuelas, incluyendo una próxima campaña nacional para alentar a los estudiantes, maestros y comunidades a denunciar “actividades sospechosas”.

Convencidas de que el público puede ser el mejor aliado para la seguridad pública, las autoridades del DHS aseguraron que la campaña de concientización nacional será similar a la campaña “si ve algo, diga algo” lanzada para mejorar la seguridad en el transporte público, particularmente en el metro de la capital estadounidense.

Desde 2013, ha habido más de 300 tiroteos en recintos escolares y universitarios en EEUU, con un promedio de uno por semana, según  un estudio del grupo “Everytown for Gun Safety”. 

A raíz de la masacre de 17 estudiantes en la escuela secundaria “Marjory Stoneman Douglas” en Parkland (Florida), el pasado 14 de febrero,

Para poner coto a los incidentes, el DHS ha tomado medidas para fortalecer la seguridad en las escuelas, indicó la agencia en un extenso comunicado.

“Ningún niño debería tener que preocuparse por su seguridad cuando está en la escuela. La prioridad máxima del Departamento es proteger al pueblo estadounidense, y estamos examinando de cerca formas de mejorar la protección de los estudiantes y escuelas de la violencia de las armas”, dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

Por ello, el DHS está elaborando talleres de información y capacitación, y otras medidas para “fomentar una cultura de preparación” en las escuelas frente a amenazas a la seguridad pública, agregó.

El DHS está formando alianzas con diversas autoridades policiales locales y estatales y equipos de respuesta a emergencias, así como con las autoridades escolares y universitarias, para mejorar la respuesta a incidentes de violencia, dijo la agencia.

Entre las medidas que sopesa el DHS está la divulgación de una nueva “guía de prácticas de seguridad escolar”, que incluirá nuevas estrategias para mitigar ataques, y  otra “guía operacional” que distribuirá entre las autoridades policiales y escolares para ayudarlos a crear planes de prevención de la violencia.

El DHS también ha iniciado una investigación sobre diversos ataques violentos en las escuelas en los últimos años, para determinar los factores que motivaron esos ataques y cómo prevenir otros en el futuro.