Hombre recibe cuatro años en prisión por fabricar y vender armas ilegalmente

El residente de Watts fue acusado de manufacturar rifles de asalto AR-15
Hombre recibe cuatro años en prisión por fabricar y vender armas ilegalmente
Un rifle AR-15 en venta en Freddie Bear Sports en Tinley Park, Illinois, el 17 de diciembre de 2012. Getty Images.

Un hombre de Watts fue sentenciado este lunes a casi cuatro años en prisión por fabricar y vender ilegalmente rifles de asalto recortados AR-15 y silenciadores.

El juez de la Corte de Distrito de Los Ángeles también le ordenó a Alex Fernando Gálvez, de 37 años, a pagar una multa de $12,500 dólares y servir tres años adicionales de libertad condicional luego de cumplir su sentencia de 46 meses tras las rejas.

En su sentencia, la juez Christina A. Snyder expresó que la venta ilegal de armas es un “crimen altamente peligroso” que puede tener “graves consecuencias”.

En diciembre, Gálvez se declaró culpable en diciembre de dos ofensas relacionadas con armas de fuego.
Gálvez – empleado de un taller de máquinas – admitió que compró componentes para estas armas de fuego de varios comerciantes para esconder la cantidad que estaba adquiriendo. Luego terminó las partes y ensambló los rifles de asalto en el taller donde laboraba.

En agosto de 2017, Gálvez vendió cinco rifles de asalto con silenciadores a un agente encubierto del Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos a través de un intermediario. El creía que el agente era un exconvicto que planeaba revender las armas en Egipto y las Filipinas, según documentos de la Corte Federal.

En otras negociaciones con el agente encubieto, Gálvez negoció la venta de otros 100 rifles de as altos hechizos, y hasta le ofreció un descuento.

La defensa había pedido que el castigo de Gálvez fuera solamente dos años y medio.

Otro hombre acusado en la misma investigación – Marcos Ernesto Chavarría, de 31 años y residente de Inglewood – también se ha declarado culpable de conspirar para distribuir metanfetaminas.