Quién es Mike Pompeo: el hombre que Trump propone para ser secretario de Estado

Mike Pompeo es miembro del ala más conservadora de los republicanos
Quién es Mike Pompeo: el hombre que Trump propone para ser secretario de Estado
El vicepresidente Mike Pence (d) tomó el juramento de Pompeo como nuevo director de la CIA. Getty Images

Mike Pompeo, el hombre propuesto para ser el nuevo secretario de Estado de Estados Unidos, es un fiel aliado del presidente Donald Trump.

Pompeo, de 53 años, es un republicano de línea dura.

“¡Hará un fantástico trabajo!”, tuiteó el presidente este martes, al anunciarlo como reemplazo de Rex Tillerson.

Pompeo, quien desde enero de 2017 era el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), mantuvo un delicado equilibrio en las relaciones entre los servicios de inteligencia y Trump, quien llegó a comparar la gestión de la CIA con la “Alemania nazi”.

“Las agencias de inteligencia nunca han debido permitir la filtración de estas noticias falsas hacia el público”, tuiteó Trump en ese entonces. “¿Estamos viviendo en la Alemania Nazi?”

Trump se refería a un dosier que contenía información no verificada acerca de posibles contactos entre él y el gobierno de Rusia.

Pompeo le ha restado importancia a los hallazgos de la CIA sobre la posible interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016.

Sin embargo, cuando Trump afirmó que le creía al presidente de Rusia Vladimir Putin cuando éste negaba cualquier injerencia en las elecciones, Pompeo se mantuvo firme en las evaluaciones de Estados Unidos sobre las presunta intromisión de Moscú.

El 24 de enero de 2017, Pompeo recibió la confirmación del Senado para ser el director de laCIA.

Pompeo es uno de los representantes de la línea más dura del Partido Republicano con amplia experiencia en asuntos de inteligencia, de seguridad nacional y militares.

Desde 2011 fue miembro de la Cámara de Representantes por el estado de Kansas, donde era uno de los líderes estatales de la facción ultraconservadora republicana conocida como Tea Party.

Como legislador, fue crítico del acuerdo nuclear de la administración de Barack Obama con Irán.

También ha defendido programas de recolección masiva de datos personales por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) y un firme defensor de que se mantenga abierto el centro de detenciones de Guantánamo, en Cuba.

Pompeo defendió a la CIA después de la publicación del Informe del Comité de Inteligencia del Senado sobre la Tortura en 2014, que detalla prácticas de interrogatorio criticadas por su violación de derechos humanos.

“Estos hombres y mujeres no son torturadores, son patriotas”, dijo en su momento, además de defender las tácticas de la CIA como prácticas “dentro de la ley, dentro de la Constitución”.

Pese a que durante sus audiencias en el Senado para la confirmación en su cargo Pompeo dijo que no permitiría que la CIA use técnicas de interrogación consideradas como tortura, en una serie de respuestas escritas a preguntas de miembros del Comité de Inteligencia de la Cámara Alta aseguró que estaba abierto a reconsiderar ese asunto “para proteger” a su país.

Acusado de “islamofobia”

El nominado para ser secretario de Estado se graduó con honores de la academia militar West Point y luego estudió en la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard.

En la Cámara de Representantes fue miembro de la Comisión Especial de Inteligencia y del Comité de Energía y Comercio.

Antes de llegar al Congreso, Pompeo fundó una firma que fabrica piezas de aviación y una compañía de suministro para yacimientos petrolíferos.

En 2013 fue criticado de tener una visión “islamofóbica” por los comentarios que hizo tras las letales explosiones en el maratón de Boston ese año.

Ante sus colegas representantes, sugirió que algunos líderes religiosos islámicos podría estar alentando los ataques extremistas.

“Cuando los ataques terroristas más devastadores en Estados Unidos en los últimos 20 años vienen en su mayoría de personas de una sola fe, y se llevan a cabo en el nombre de esa fe, una responsabilidad especial recae sobre aquellos que son los líderes de esa fe”, dijo.

“En vez de responder, el silencio ha hecho a estos líderes islámicos a través de EE.UU. cómplices potenciales de estos actos”.

Pompeo también fue parte del Comité sobre Bengasi, creado en 2014 para investigar el ataque mortal de 2012 a un complejo diplomático de Estados Unidos en Libia.

Los demócratas lo describieron como una cacería de brujas política contra la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

Pompeo publicó un informe después acusándola de engañar intencionalmente a los estadounidenses sobre la naturaleza del ataque.


*Esta nota fue actualizada el 13 de enero de 2017, luego de la designación de Mike Pompeo como secretario de Estado de Estados Unidos.