Inmigrantes protestan contra visita de Trump a California

Rechazan que venga a California a recoger dinero para reelegirse en el cargo cuando ha atacado tanto el estado
Inmigrantes protestan contra visita de Trump a California
Decenas se manifestaron en Beverly Hills. / Twitter: @hansgutchen

Por segundo día consecutivo, con sol y lluvia, los inmigrantes protestaron contra la visita del presidente Trump a California.

“Si no nos quiere, ¿a qué viene? Cómo se atreve a venir a California por dinero para su reelección. ¡Es una burla! ¡que no venga por nuestro dinero! No es bienvenido”, dijo contundente Marú Galván, inmigrante y activista de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (Chirla)

Galván viajó con un grupo de inmigrantes que viven el Valle de San Fernando hasta el parque Beverly Gardens ubicado en el 9439 del bulevar Santa Mónica de la ciudad de Beverly Hills para participar en la protesta de repudio contra la visita del presidente Trump.

A pocos minutos, el presidente Trump recolectaba dinero de sus millonarios seguidores para reelegirse en dos años más en el cargo.

Estaba contemplado que el presidente Trump arribaría al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, a las 3:30 de la tarde para participar en un evento de recaudación de fondos del Comité Republicano Nacional en la casa del propietario de los Bucaneros de Tampa Bay, Ed Glazer en una casa del exclusivo barrio de Beverly Park junto a Beverly Hills.

Con mantas y pancartas, entonando cánticos como “La gente unida nunca será dividida”, Galván y cientos de inmigrantes y residentes de Los Ángeles protestaron por segundo día contra la visita de Trump en California. 

Antonio Bernabé quien participó en la protesta del lunes 12 de marzo dijo que le exigieron a Trump, una reforma migratoria y un alivio para los jóvenes beneficiados con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

“También un alto a las deportaciones porque California es una zona libre de odio. California no divide como si lo hace su gobierno”, señaló

Bernabé dijo que como nunca antes las familias inmigrantes tienen mucho miedo y viven atemorizadas.

“Es muy desagradable su visita y sus técnicas de terror para separar a las familias pero tenemos que hacer públicas nuestras peticiones. La lucha sigue y nosotros con nuestras campañas de resistencia. Hoy más que nunca tenemos que crecer”, dice.