Ley anti santuario de Texas puede seguir adelante tras fallo de apelaciones

Activistas indican que la decisión permite que policías de Texas pidan papeles en paradas de tráfico y les prohibe limitar la colaboración con órdenes de detención de ICE
Ley anti santuario de Texas puede seguir adelante tras fallo de apelaciones
El gobernador de Texas defendió su ley antiinmigrante en las cortes. Getty Images

La controversial ley antiinmigrante de Texas, SB4, entró hoy en vigor casi en su totalidad luego que el tribunal de apelaciones del Quinto Circuito invalida una decisión anterior que ponía en suspenso varias de sus cláusulas.

La decisión causó plácemes de parte del gobernador republicano de Texas Greg Abbot y otros líderes políticos, aliados de Donald Trump, que han arremetido contra las llamadas “localidades santuario”.

Al mismo tiempo, representantes de organizaciones legales y defensores de los inmigrantes se lamentaron por el dictamen, aunque señalaron que no todo fueron malas noticias en la decisión.

Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derecho de los inmigrantes de ACLU, dijo que la organización, una de las demandantes, está explorando más acciones legales.

“La corte dejó muy claro que podremos vigilar la forma en que la ley se implementa y eso es lo que haremos”, dijo Gelernt. “También nos complace que el tribunal limitó la ley en ciertos aspectos, particularmente que sí se pueden rechazar las solicitudes de ICE para preservar recursos presupuestales”.

La entrada en vigencia de la SB4 significa, entre otras cosas, que por el momento no hay ley ni reglamento que impida que un policía, sheriff o agente local en el estado de Texas pregunte el estatus migratorio de una persona.

La Unión de Libertades Civiles de Texas dijo que esto era “decepcionante” e indicaron que ahora más que nunca los inmigrantes en ese estado deben conocer sus derechos.

Organizaciones de base anticiparon que la vida se volvería más peligrosa para los inmigrantes indocumentados en Texas y para la comunidad latina en general.

“SB4 permite a la policía revisar el estatus migratorio en una parada de tráfico lo cual expone a la comunidad a posibles abusos”, dijo Bob Libal de la organización Grassroots Leadership.

La ley SB4 fue aprobada en mayo del pasado año por el gobierno estatal de Texas para prohibir y castigar a jurisdicciones y funcionarios públicos que limiten la colaboración con autoridades migratorias (ICE).

Sin embargo, la corte de apelaciones no permitirá que entre en vigencia una parte de la ley que efectivamente castigaba a funcionarios locales por expresar apoyo a medidas santuario.

Muchos jefes policiales han dicho que obligar a sus agentes a colaborar con ICE perjudica su trabajo policial y la seguridad pública, al separarlos de la comunidad indocumentada.